954 09 75 24    revista@hidden-nature.com

¿Qué es el cáncer? Origen de las células cancerosas

  • En letra pequeña
  • miércoles, 17 octubre, 2018 a las 09:00
  • por Víctor Pérez Asuaje

El cáncer es una enfermedad donde todos tenemos al menos algún conocido o familiar, que lo ha padecido. Existen muchos tipos de cáncer, más o menos dañinos, más o menos conocidos. Y existe mucha información y lamentablemente mucha desinformación sobre qué productos lo producen o cómo se produce; por eso en este artículo intentaremos sintetizar toda esa información.

 

¿Cómo se define el cáncer?

El cáncer se define en Biodic como:

“Enfermedad que se caracteriza por el crecimiento incontrolado de células anormales que tienen capacidad para diseminarse por el cuerpo”

En general, toda célula tiene un periodo de vida donde desarrolla su actividad, se divide mientras realiza su función y acaba muriendo de forma programada mediante apoptosis, pero esto no ocurre adecuadamente en la célula cancerosa, como veremos más adelante.

Se aprecia la diferencia de velocidad a la que se dividen las células normales frente a la velocidad de las células cancerígenas.

Se aprecia la diferencia de velocidad a la que se dividen las células normales frente a la velocidad de las células cancerosas.

Este descontrol celular puede desarrollarse en muchos tejidos u órganos, provocando diferentes efectos sobre nuestro organismo. Todos aquellos agentes que puedan provocar este crecimiento incontrolado es lo que se denomina como “agente cancerígeno” o carcinógeno. Por ejemplo, uno de los más conocidos es el tabaco, aunque hay muchos otros como radiaciones solares UVA o UVB o el acetaldehído, un derivado metabólico del consumo de alcohol.

Podéis consultar muchos carcinógenos en la web de la Sociedad Americana del Cáncer, además de la probabilidad de que dicha sustancia provoque cáncer, pues en muchas ocasiones depende del tiempo y el grado de exposición.

 

¿Cómo se originan las células cancerosas?

Los agentes carcinógenos causan cambios en el ADN de la célula, una molécula fundamental que “dirige” a los diferentes componentes con el fin de permitir un correcto funcionamiento del organismo según sus necesidades. Estas alteraciones en el ADN se conocen como mutaciones, pueden ser de muchos tipos e incluso ocurrir de manera natural por errores durante la replicación de dicho ADN.

Los cambios genéticos que pueden contribuir al cáncer, y que pueden ser transmitidos como herencia a nuestra descendencia, tiende a afectar tres tipos de genes, conocidos como: protooncogenes, genes supresores de tumores y genes reparadores de ADN.

 

Protooncogenes

Los protooncogenes promueven que la célula realice un ciclo celular normal, siguiendo un patrón de crecimiento y división estándar. Si estos genes se ven alterados, pueden derivar en un exceso o defecto de actividad y acabar provocando que la célula altere sus ritmos de división. Por ejemplo, el gen RET, que provee instrucciones para producir proteínas que se encargan de la señalización celular, al alterarse puede derivar en una neoplasia múltiple endocrina tipo 2; y este cambio provoca que produzca proteínas señalizadoras en exceso que inducen el crecimiento y la división anómala de las células endocrinas.

La alteración del gen RET puede provocar cáncer

El gen RET se encuentra en el brazo largo del cromosoma 10.

Genes supresores de tumores

Los genes supresores de tumores tienen una actividad autoexplicativa, controlan el crecimiento y la división celular. Sí se altera su actividad supresora, la célula prolifera sin control. Dentro de este grupo de genes se encuentra el gen con la información para producir la proteína p53, que explicamos recientemente en una noticia (artículo “El gen p53 protege a los elefantes contra el cáncer”) cómo su actividad alterada había derivado en que los elefantes tuvieran una menor probabilidad de padecer cáncer que los humanos.

 

Genes reparadores del ADN

Los genes reparadores del ADN, también tienen una función que se explica por sí sola. Durante este preciso y regulado proceso de replicación del ADN, hay muchas moléculas encargadas de verificar que no existan alteraciones que puedan derivar en mutaciones, pero la maquinaria no es perfecta. El ratio de mutación del ADN ha sido ampliamente estudiado y depende de muchos factores pero en 2009, Nature publicó un artículo que estimó que alrededor de 1 de cada 30 millones de pares de bases llega a escapar de la regulación.

Evidentemente no todas las mutaciones llegan a derivar en cáncer, pero los agentes cancerígenos pueden aumentar la probabilidad de las mutaciones, provocando una acumulación de mutaciones que puede causar que las células se vuelvan cancerosas.

Conforme la ciencia ha avanzado, se han encontrado cambios moleculares que acaban provocando este descontrol celular, lo que ha permitido caracterizarlos. De esta manera muchos tipos se pueden prevenir o tratar antes de que lleguen a suponer un problema.

 

¿Qué es un tumor o neoplasia? ¿Todos son cáncer?

Al alterar el ADN de la célula, las propiedades que determinaban la velocidad de replicación de la misma cambian, provocando que se acelere la división celular y, a diferencia de las células normales que comentábamos al principio, estas células también pierden la capacidad de morir de forma programada, lo que permite que se acumulen y formen tumores o neoplasias.

Los tumores cancerosos son malignos, lo que significa que se pueden extender a los tejidos cercanos o los pueden invadir. Este tipo de tumores tiene la capacidad de crecer indefinidamente e incluso expandirse hacia otras zonas del cuerpo mediante un proceso denominado metástasis, utilizando el sistema circulatorio o el linfático para transportarse y formar nuevos tumores lejos del tumor original.

Al contrario de los tumores malignos, los tumores benignos no se extienden a los tejidos cercanos y no los invaden. Sin embargo, a veces los tumores benignos pueden ser bastante grandes. Al extirparse, generalmente no vuelven a crecer, mientras que los tumores malignos sí vuelven a crecer algunas veces. Al contrario de la mayoría de los tumores benignos en otras partes del cuerpo, los tumores benignos de cerebro pueden poner la vida en peligro.

melanoma cáncer de tipo carcinoma

Estructura 3D de un melanoma, un carcinoma que posee capacidades metastáticas. Autor: Sriram Subramaniam, NCI.

Además, los tumores se clasifican según la célula origen, generalmente siendo parte de 3 grupos: carcinomas, sarcomas o linfomas y leucemias. Los carcinomas se desarrollan a partir de una célula de la piel; los sarcomas, parten del tejido conectivo (como los músculos, huesos, cartílago…) y; las leucemias y linfomas, tienen como origen células de la sangre o del sistema inmune respectivamente.

La célula cancerosa también puede interaccionar con células normales, existiendo la posibilidad de que la use como medio para obtener nutrientes de los vasos sanguíneos para alimentar al tumor.

Esta enfermedad está adquiriendo una gran relevancia en nuestra sociedad, de hecho, hace pocos días la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer afirmó que el número de personas que padecen esta enfermedad ha aumentado 18.1 millones tan sólo en 2018 (artículo “18,1 millones de nuevos casos de cáncer en el mundo en 2018”). Por esta razón, muchos científicos se han volcado en estudiar nuevos métodos para prevenir, tratar y evitar las consecuencias del cáncer. Muchos de ellos han comenzado a remitir, teniendo un porcentaje muy elevado de éxito, pero aún queda mucho por estudiar para poder curarlos todos.

 


Agradecimientos por parte del contenido multimedia al Instituto Nacional del Cáncer. Disponibles en: https://visualsonline.cancer.gov/

Referencias bibliográficas:

  • American Cancer Society (última vez revisada en 2016), “Known and Probable Human Carcinogens”. Disponible online: https://www.cancer.org/cancer/cancer-causes/general-info/known-and-probable-human-carcinogens.html
  • Genetics Home Reference (2018), “RET gene”. Disponible online: https://ghr.nlm.nih.gov/gene/RET
  • Elie Dolgin (2009) “Human mutation rate revealed”. Nature news, disponible online: https://www.nature.com/news/2009/090827/full/news.2009.864.html
  • Cooper GM (2000). “The Cell: A Molecular Approach”. 2nd edition. Sunderland (MA): Sinauer Associates. The Development and Causes of Cancer. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK9963/
Compartir

Te podría interesar

¡Aviso! Hidden Nature no se hace responsable de la precisión de las noticias publicadas realizadas por colaboradores o instituciones, ni de ninguno de los usos que se le dé a esta información.

Autor Víctor Pérez Asuaje

Estudiante de Grado en Biología. CEO de Hidden Nature. Socio del Centro de Investigación y Desarrollo de Recursos Científicos - Bioscripts.


6 comentarios en “¿Qué es el cáncer? Origen de las células cancerosas

Deja una respuesta

Tu correo no se hará público. Campos obligatorios marcados con *