954 09 75 24    revista@hidden-nature.com

Domesticación del perro: primeros pasos

  • Vídeos
  • miércoles, 28 noviembre, 2018 a las 11:30
  • por Ana Isabel

Sin duda, el perro se ha convertido en uno de los mejores amigos del hombre, junto con otras mascotas como los gatos o algunas especies de pájaros. No es extraño: siendo tan fiel, noble e inteligente se constituye como un excelente compañero de la vida diaria del ser humano. Sin embargo, esta relación no es actual; data de hace miles de años atrás. Hoy vamos a tratar la domesticación del perro y sus primeros pasos.

El perro doméstico (Canis familiaris) es una especie perteneciente a la familia de los cánidos, junto a otras especies como el chacal, el coyote o el lobo. Fue una de las primeras especies animales en ser domesticadas, ayudando a los seres humanos en tareas como la caza o el pastoreo. Sorprendentemente, también fue un valorado objeto de comercio, siendo muy apreciada su carne o sus huesos. A día de hoy, muchas de las funciones que tuvo inicialmente han desaparecido, así como muchas otras nuevas han ido apareciendo, como las funciones de rescate o compañía.

Sin embargo, el proceso de domesticación del perro no surgió de un día para otro, sino que se fue desarrollando en diversos sitios del planeta en fechas cercanas. A pesar de esto, todos los procesos de domesticación tienen algo en común: el origen.

Dentro de todos los cánidos, el elegido para divergir y  convertirse en la especie de perro doméstico actual que conocemos fue el lobo gris (Canis lupus), especie con la que comparte el 98% de afinidad genética y con el que siguió hibridando antes1, durante y después de la domesticación.

domesticacion-del-perro

Los lobos se convierten en los parientes más cercanos de los perros.

Pero, si nos remontamos a los antecesores del lobo, encontraremos a especies como el Tomarctus temerarius y, previamente, a especies del género Cynodictis, los que se convierten en los primeros plantígrados relacionados directamente con el perro.

Se cree que la divergencia entre el perro y el lobo surgió hace 135.000 años, aunque algunos autores adelantan esta fecha y la sitúan entre los 76.000-121.000 años. Además, los primeros cambios morfológicos entre estas dos especies datan de hace 17.000-30.000 años, tiempo en el que comienzan a encontrarse los restos de los primeros perros domésticos.

Domesticación del perro: primeros pasos.

Aunque pueda parecer que nuestra relación con los perros es actual, esta interacción data de hace muchísimos años atrás.

Pero, ¿existen perros como tal antes de esa fecha? Algunos autores reportan un ejemplar de perro paleolítico, encontrado en una cueva en Bélgica, con una antigüedad de 31.700 años, ¡todo un perro cavernícola!

El proceso de domesticación del perro tuvo su auge hace unos 15.000 años, coincidiendo con el descenso de poblaciones nómadas y, consecuentemente, el inicio del establecimiento de poblaciones estables. Esta estabilidad supuso un descenso del producto bruto de la población, dado que tenían que ser conscientes de la estacionalidad de los diferentes tipos de cultivo. Además, al ser poblaciones que iban en crecimiento (las mujeres podían dar lugar a descendencia con mayores probabilidades de supervivencia) tenían que compartir y dividir el alimento entre más individuos. En este marco, no era de extrañar que el perro se convirtiera en un excelente vigilante de los cultivos, así como su carne y su piel podían generar unos ingresos generosos. Además, el perro cazador o pastor se constituyó en una figura imprescindible dentro de cada núcleo familiar.

Esta domesticación tuvo consecuencias no sólo genotípicas, sino también fenotípicas. Es decir, podemos encontrar a día de hoy ciertos rasgos en nuestros compañeros peludos que nos permiten diferenciarlos de los lobos. Algunos de estos rasgos son:

  • Mayor ancho relativo de la región facial del cráneo.
  • Desarrollo del perfil cóncavo en la región frontal por delante de la órbita.
  • Mayor convexidad en el borde ventral de la mandíbula.
  • Mayor (200) curvatura caudal en el proceso coronoides y desarrollo más cóncavo en el borde caudal.
  • Menor desarrollo de la bulla timpánica.
  • Disposición apiñada de los premolares.
  • Menos desarrollo de los dientes en la cuchilla carnicera.

¿Cómo comenzó esta relación entre el hombre y los cánidos? ¿Cuáles son los primeros perros de la historia de la Humanidad? Seguiremos adentrándonos en la historia del perro y en los rasgos que hicieron que poco a poco se convirtiera en la especie que es a día de hoy. ¡No te lo pierdas!

 

Compartir

Notas   [ + ]

1. Como veremos en los siguientes vídeos, los rasgos que distinguían a los lobos de los perros a veces eran difusos o irreconocibles.

Te podría interesar

¡Aviso! Hidden Nature no se hace responsable de la precisión de las noticias publicadas realizadas por colaboradores o instituciones, ni de ninguno de los usos que se le dé a esta información.

Autor Ana Isabel

Bióloga, amante de los perros, las libélulas, y la vida en general.


Deja una respuesta

Tu correo no se hará público. Campos obligatorios marcados con *