954 09 75 24    revista@hidden-nature.com

El campo de las salidas profesionales está sufriendo en la actualidad una profunda transformación. La idea clásica de estudiar una carrera y ceñirse a un plan estrictamente pautado para dedicarse exclusivamente a una sola actividad está siendo desechada debido a cómo están evolucionando las necesidades de nuestra sociedad. En un mundo donde todo funciona extraordinariamente rápido, carece de sentido plantearse un concepto de actividad profesional cerrada a lo que uno conoce o sabe hacer, ya que se requieren soluciones cada vez más rápidas, maleables y flexibles a problemas de todo tipo, que necesitan de profesionales multidisciplinares capaces de dar respuesta a dichos problemas de diversas maneras. La biología no es un caso aparte.

La formación obtenida mediante el grado en biología permite al profesional desarrollar su actividad en diversos campos: I+D, sanidad, industria farmacéutica, agroalimentaria o biotecnológica, medio ambiente, cultivo y explotación de especies animales, vegetales y microbianas, gestión de recursos naturales, información y documentación en museos, instituciones o jardines botánicos, prensa, actividad académica y comercio y marketing de productos y servicios relacionados con la biología. 

La profesión de biólogo reducida al trabajo en un laboratorio o un aula no representa en absoluto la realidad actual de este oficio (ni la de ninguno) foto por UNLP 

La profesión de biólogo reducida al trabajo en un laboratorio o un aula no representa en absoluto la realidad actual de este oficio (ni la de ninguno) foto por UNLP

Cualquiera de estos campos ha experimentado, con el auge de las nuevas tecnologías y la llegada definitiva del fenómeno de globalización, un cambio importante en cuanto al desarrollo de la actividad profesional. Así, un biólogo dedicado actualmente a cualquiera de estos campos necesita imperiosamente desarrollar capacidades de aprendizaje transversales adecuadas para poder trabajar con otros profesionales especialistas en otros ámbitos, tanto dentro como fuera de la biología, así como estar abierto al desarrollo de nuevas habilidades personales, con el fin de poder garantizar un mejor resultado en cuanto a tiempo, eficiencia y calidad. 

Tanto la profesión de biólogo, como todas las demás, entendidas como una profesión enmarcada en unos límites de cualquier tipo o naturaleza, no tiene ninguna coherencia con las necesidades que presenta la sociedad actual, por lo tanto no representa la realidad profesional de hoy en día.

Bibliografía:

Autor Ángel Fernández Carbonell

Doctor en farmacia, óptico y amante de la naturaleza y los idiomas.

¡Aviso! Hidden Nature no se hace responsable de la precisión de las noticias publicadas realizadas por colaboradores o instituciones, ni de ninguno de los usos que se le dé a esta información.


Deja una respuesta

Tu correo no se hará público. Campos obligatorios marcados con *

Sigue la actualidad por correo

¿Conoces nuestra APP?

Disponible para dispositivos iOS y Android