¿Qué tal la semana chicos y chicas? ¿Estáis preparados para conocer cuál es el panorama científico actual? Esta semana os traemos tres nuevas noticias para que lo descubráis ¿Hay vida fuera de la tierra? ¿Qué tienen en común inuit e indígenas amazónicos? ¿Es el ibuprofeno malo para los embarazos? ¡No esperéis más y seguid leyendo!


¿Hay vida fuera de la tierra?

El descubrimiento de siete planetas del tamaño de la Tierra no significa que tengamos evidencias palpables de que alguno de los planetas tienen vida.

Hace un mes la NASA confirmó que se había descubierto una estrella con siete planetas de tamaño similar a la tierra, tres de ellos en zona considerada de habitabilidad. Además, la noticia resultó de gran interés porque se habló de que en algunos de ellos podría haber agua. Son miles los planetas encontrados fuera de nuestro sistema solar con unas características geológicas y climáticas muy diferente a la tierra. La diversidad planetaria es enorme y no se puede aceptar o rechazar que existan en ellos formas de vida que escapen de nuestro entendimiento.

Habitualmente se ha conectado equívocamente la presencia de agua con la presencia de vida en un planeta. Olvidamos que ésta no es más que un geomarcador que nos señala habitabilidad, no de vida. Por ello, antes de especular con la existencia de vida en estos planetas extrasolares, es conveniente conocer si en ellos se encuentran los biomarcadores que denotarían la presencia de vida.


¿Qué tienen en común inuits e indígenas amazónicos?

“La primera migración a América a través del Estrecho de Bering dejó huellas en el genoma de los nativos americanos actuales (…) muchos de los descendientes de aquellos primeros colonos todavía conservan adaptaciones al clima ártico, aunque ya no les son necesarias”

Este no es más que un nuevo y claro ejemplo de lo que se conoce en genética como el efecto fundador. Al sobrevivir sólo una pequeña parte de la población, con ciertas variables genéticas, consiguieron que estas fuesen las que más se presentasen en los descendientes.  Un nuevo estudio demuestra qué huellas genéticas dejaron aquellos primeros colonos en los nativos americanos: Se trata de variantes genéticas que les facilitan la digestión de las grasas, rasgo distintivo de la adaptación a clima ártico y las dietas ricas en proteínas.

Aunque anteriormente se había observado esta característica en los inuit, que viven en el círculo polar ártico, algunos pueblos indígenas amazónicos o nativos de América del norte, las conservan también aunque ya no sean necesarias para su supervivencia.

 


¿Es el ibuprofeno malo para el embarazo?

“Tomar ibuprofeno en fases tempranas del embarazo puede provocar perturbaciones hormonales en los fetos masculinos, con consecuencias en el desarrollo del tracto urogenital.”

En los experimentos se ha visto que un consumo de ibuprofeno excesivo, e incluso en algunos casos a un nivel habitual, pueden producir problemas en los fetos masculinos. Esto se debe esencialmente a que afectaría a la producción de testosterona, retrasando entre otras cosas, la bajada de los testículos. Anteriormente sólo se había demostrado con otros analgésicos como la aspirina y el paracetamol, muy consumidos por las embarazadas para sus dolores leves en la gestación. Además, también podrían estar relacionados con bebés que al nacer presentasen asma o bajo peso. 

 

 

Compartir

¡Aviso! Hidden Nature no se hace responsable de la precisión de las noticias publicadas realizadas por colaboradores o instituciones, ni de ninguno de los usos que se le dé a esta información.

Lourdes Verdugo Molina

Lourdes Verdugo Molina

Estudiante de Grado en Biología. Tiene experiencia como actriz en diversos grupos de teatro a nivel semiprofesional. Escritora de novelas con una obra publicada. Realizó varios cursos de escritura creativa. Scout con experiencia en el conocimiento del medio natural.


Deja una respuesta

Tu correo no se hará público. Campos obligatorios marcados con *