954 09 75 24    revista@hidden-nature.com

Heterocigoto, homocigoto, alelos recesivos, dominantes o codominantes… ¿Qué es todo esto?

  • Vídeos
  • miércoles, 30 noviembre, 2016 a las 10:30
  • por Víctor Pérez Asuaje

BioDic define Heterocigoto como:

Organismo o célula en el que los alelos de un determinado locus de cromosomas homólogos son distintos. El aspecto que presenta el organismo suele estar determinado por el alelo dominante.

Quedando definido Homocigoto como:

Organismo o célula en la que los alelos de un locus determinado son idénticos a los del cromosoma homólogo, aunque éstos pueden ser dominantes o recesivos.


Explicación de los términos Homocigoto y Heterocigoto

Ya tenemos las definiciones en mente, pero seguro te surgen aún más dudas con tantas palabrejas raras, por lo que vamos a desglosarlo un poco. Para entender bien las definiciones, lo primero es comprender qué es un alelo.

Un alelo es cada una de las dos o más versiones de un gen, es decir, las diferentes formas en las que una misma característica se puede presentar. En nuestro ADN (concretamente en los cromosomas) tenemos muchos genes que agrupamos en secciones llamadas locus, y que en su conjunto determinan nuestro genotipo. Dichos genes serán los encargados de ordenarle a la célula crear proteínas y otros compuestos que necesite el organismo para realizar una función. Por ejemplo, todos tenemos en nuestro genotipo un locus de genes que se dedican a enviar información a la célula para que pigmente de un color u otro nuestros ojos. A la expresión que somos capaces de percibir en el exterior, como el color de los ojos, se le denomina fenotipo.

Dominancia o recesividad de los alelos

Heterocigoto homocigoto alelo recesivo alelo dominante

Representación gráfica del reparto de los alelos. Los parentales son homocigotos y, los descendientes de izquierda a derecha son: Homocigoto dominante, Heterocigoto, heterocigoto y homocigoto recesivo.

Continuando con el ejemplo de antes, las personas podemos presentar diferentes alelos para el gen “color de ojos”. Seguro que muchos os habréis fijado ya en que hay más gente con color de ojos marrones que azules o verdes, ¿verdad? Eso es porque no todos los genes tienen la misma “fuerza”, y a esa fuerza le llamamos dominancia del alelo. Volvamos a los ojos para entenderlo mejor, todos los parentales de los individuos dan una copia de sus características a sus descendientes, por lo que obtiene una copia de la madre y otra copia del padre. Supongamos que la madre tiene ojos marrones y que el padre los tiene azules; los ojos marrones dominan sobre los azules, por lo que si la madre aporta un alelo marrón y el padre un alelo azul, el que se mostrará en el hijo será el marrón.

Genéricamente al alelo dominante se le denomina con una letra mayúscula, mientras que al alelo recesivo (no dominante) se le denomina con una minúscula. Por tanto el ejemplo anterior se puede traducir como que la madre tenía un genotipo (AA) que le daba un fenotipo marrón, el padre tenía un genotipo aa que le daba un fenotipo azul y, como el hijo recibía un alelo de cada uno, el genotipo sería (Aa) y su fenotipo – al dominar el marrón (A) frente al azul (a) – sería marrón.

Los alelos de un mismo gen (por ejemplo los del color del ojo) se encuentran en la misma posición en los cromosomas de ambos individuos, por ello, al par de cromosomas aportados por los parentales se les denomina cromosomas homólogos. Si los dos alelos son idénticos (AA o aa), como en el caso de la madre o el padre, decimos que el individuo es homocigoto para este gen. En cambio, si los alelos son diferentes (Aa), como el caso del hijo, el individuo es heterocigoto para este gen.

¿Existen otro tipo de situaciones?

También podemos encontrar genes donde no exista una predominancia, por ello los genes interactuarán entre ellos como alelos codominantes. En este caso su nomenclatura es diferente, cada alelo se le denomina con la inicial del fenotipo en mayúscula. Un ejemplo sería el color de las rosas, donde hay ocasiones en las que el color de la flor aparece “moteado” o como un mosaico, derivado de la codominancia de sus alelos. Si el genotipo de un parental es rojo homocigótico (RR) y el otro homocigótico blanco (BB), existe la posibilidad de que haya codominancia y que en el descendiente sea un heterocigoto con partes rojizas y partes blancas (RS).

Pero existen más maneras en las que interactúan los alelos, pudiendo ser también dominancia intermedia, en los cuales los alelos son igual de dominantes pero, en vez de formar un fenotipo en mosaico, los colores se mezclan y forman un fenotipo intermedio. Siguiendo el mismo ejemplo de antes, con la flor parental roja (RR) y la otra blanca (BB), puede existir dominancia intermedia y que el descendiente posea una flor rosada (RS).

Aunque no siempre se puede explicar todo con las leyes mendelianas, existen múltiples maneras más en las que ocurre la interacción entre los alelos, lo que conocemos como interacciones epistáticas o epistasia; pero no entraremos a explicarla en esta ocasión.

En este vídeo os explicamos cómo interactúan los parentales y generan organismos heterocigotos y homocigotos pero con el ejemplo de la anemia falciforme. Descubriréis que estos conceptos no son tan complejos y que pueden ser muy útiles para comprender mejor el apasionante mundo de la genética.

 

 

Compartir

¡Aviso! Hidden Nature no se hace responsable de la precisión de las noticias publicadas realizadas por colaboradores o instituciones, ni de ninguno de los usos que se le dé a esta información.

Autor Víctor Pérez Asuaje

Estudiante de Grado en Biología. CEO de Hidden Nature. Socio del Centro de Investigación y Desarrollo de Recursos Científicos - Bioscripts.


15 comentarios en “Heterocigoto, homocigoto, alelos recesivos, dominantes o codominantes… ¿Qué es todo esto?

    por Allarili -

    Excelente, muy clara la explicación.

      por Víctor Pérez Asuaje -

      ¡Muchas gracias! Nos alegra saber que te ha quedado claro 🙂

    por Jairo Gómez -

    Muy buena explicación.

    Gracias.

    por jorge ivan hurtado nariño -

    Muy buenas explicaciones muchas gracias,estos temas nunca les puse cuidado así es muy didáctico. se anima uno mas aprender

      por Víctor Pérez Asuaje -

      ¡Muchas gracias! Nos alegra que te guste nuestro contenido 😀

    por Patricia Morinigo -

    Muy buen contenido, muy claras las esplicaciones… me ah servido de mucho, gracias!!

    por Alejandra Pozas -

    Excelente informacion breve y muy bien explicada. Saludos

      por Víctor Pérez Asuaje -

      ¡Muchas gracias Alejandra!

    por Laura G. Reinaldo -

    Muchas gracias. Excelente explicación clara y contundente.

    por Samary -

    Gracias, entendí bien.

      por Víctor Pérez Asuaje -

      ¡Nos alegra mucho saberlo! 🙂

    por mauricio -

    muchas gracias brother espero que esto me ayude a entrar a la universidad a la que tanta dedicación estoy poniendo.

      por Víctor Pérez Asuaje -

      ¡No hay de que! Mucha suerte y espero que te sirva para tu objetivo 🙂

    por Luisa Maqueo -

    Mi pregunta es mi padre tenía Rh- y mi madre Rh+ tuvieron 8 hijos, 6 con Rh- y 2 con Rh+ (yo soy una con Rh+). Entre estás características de la sangre también se puede decir que en mi familia el Rh- fue el dominante. Yo a mi descendencia le puedo transmitir el RH-. En caso de una persona con heterocigoto de Rh-, Rh+, la persona puede tener problemas. Y como se puede saber si tiene ese hetrocigoto o tiene un homocigoto

      por Francisco Gálvez Prada -

      Hola Luisa, puedes ver más sobre el tema de la sangre aquí: https://www.hidden-nature.com/nuestra-sangre-y-sus-componentes-celulares/ En los embarazos se concentran en los casos donde el padre es homocigoto + o heterocigoto y la madre homocigoto negativo, en el caso de que el hijo sea heterocigoto, donde se hace un tratamiento con globulina Rh.

Deja una respuesta

Tu correo no se hará público. Campos obligatorios marcados con *

Sigue la actualidad por correo

¿Conoces nuestra APP?

Disponible para dispositivos iOS y Android