La marihuana previene el cáncer

Debido al elevado número de publicaciones que he observado en las redes sobre este tema, vamos a ver los verdaderos efectos beneficiosos de la marihuana y en qué forma su consumo se considera que puede tener efectos positivos para la salud.

¿Qué es el cannabis?

Cannabis, maría, marihuana, hierba… Son muchos los nombres que se le dan a las hojas secas, flores, tallos o semillas de las plantas Cannabis sativa marihuana Cannabis indica, especies utilizadas como droga para el uso médico y recreativo. Su uso deriva del THC (TetraHidroCanabidol), un compuesto con propiedades psicoactivas, actuando sobre receptores específicos del cerebro, sobrestimulando determinadas áreas generando una sensación de euforia, además de efectos sobre los sentidos, percepción temporal o capacidad de resolver problemas.

Lógicamente cada cuerpo es diferente y posee más o menos receptores de esta sustancia, por tanto, las cantidades necesarias para provocar efectos más peligrosos como alucinaciones, delirio o psicosis, varían. Acerca de los efectos a largo plazo se han hecho diferentes estudios poco concluyentes e incluso contradictorios, pues el consumo de marihuana se suele asociar al consumo de tabaco. Muchos de los consumidores suelen reducir las cantidades de marihuana mezclándolo con tabaco y fumándolo sin filtro, lo que les expone a la totalidad de los humos y pudiendo derivar en problemas respiratorios severos como la irritación de los pulmones, flema, tos crónica y otras enfermedades pulmonares frecuentes en consumidores de tabaco. A pesar de esto no hay evidencia suficiente para afirmar que aumente o disminuya el riesgo de cáncer de pulmón.

Según el Instituto Nacional de Consumo de Drogas:

“Es necesario realizar más investigaciones para saber si el humo de marihuana de segunda mano tiene efectos similares al humo de tabaco de segunda mano. Un estudio reciente realizado con ratas sugiere que el humo de marihuana de segunda mano puede causar tanto daño al corazón y a los vasos sanguíneos como el humo de tabaco de segunda mano”

¿Podría morir por sobredosis de THC?

marihuana y THC

Escala de clasificación de los daños originados por las diferentes drogas.

Un artículo publicado por el Institute for Cannabis Therapeutics afima que el consumo no fatal de 3000 mg/kg de THC por un perro y un mono, seria comparable al un humano de 70 kilos consumiendo 21 kilos de marihuana al 1% de THC. De hecho, 92 mg/kg intravenoso de THC no llegó a producir efectos fatales en monos, que sería como una persona de 70 kilos fumando casi 250.000 veces la dosis usual consumida.

Otro estudio publicado en Nature, utilizó un ratio  entre la dosis tóxica o dañina y la dosis de consumo habitual estimada (MOE o Margen de Exposición), afirmando que se necesitaría 100 veces la dosis normal (MOE >100) para entrar en un rango peligroso de consumo. En el mismo análisis se compararon otras fuentes de adicción, como el alcohol (MOE entre 1 y 2) o la nicotina (MOE entre el 8 y el 10); demostrando que el THC es mucho menos peligroso que el alcohol o el tabaco. Es por esto que no hay registros de muertes por consumo de marihuana.

Los efectos secundarios del un consumo elevado marihuana se han visto más por la vía comestible. La mayor parte de los consumidores primerizos (normalmente adolescentes o preadolescentes) que consumen cannabis en repostería evitan los efectos producidos por el humo, pero se enfrentan a una asimilación del THC más lenta. Al no responder su cuerpo de manera inmediata, se suele hacer un consumo mayor, derivando en efectos severos del THC.

Efectos beneficiosos del THC

Un estudio llevado a cabo en modelos animales y liderado por la Universidad Complutense de Madrid ha descubierto que la administración del principal principio activo de la marihuana (el Δ9-tetrahidrocannabinol, también conocido como dronabinol) en combinación con el fármaco antitumoral temozolomida reduce muy fuertemente el crecimiento en ratones de un tipo de tumor cerebral denominado glioblastoma multiforme.

Según el Instituto Nacional del Cáncer, el dronabinol (9-THC) y la nabilona (derivado del dronabinol) han sido aprobados como sustancias farmacológicas antieméticas de uso legal (en EEUU y Canadá) para tratar efectos secundarios (nauseas y vómitos) de pacientes con cáncer expuestos a quimioterapia.

Dos estudios analizaron la capacidad del THC para el alivio del dolor, ya que los canabinoides interaccionan con una serie de receptores específicos en nuestro cerebro, como comentaba antes. Estos receptores se llaman receptores endocanabinoides o CB1, y están presentes en nuestro organismo porque nuestro cuerpo es capaz de sintetizar una serie de sustancias con una estructura similar a la del THC y muy conocidas, llamadas endorfinas.  Ambos estudios probaron los efectos analgésicos producidos por la administración de dronabinol (9-THC).

Estudios realizados por la Universidad de Harvard también demostraron que el dronabinol (9-THC) disminuye a la mitad el crecimiento de células tumorales en el cáncer de pulmón, además de reducir su capacidad de metástasis.

Antes de que encontréis una contradicción con lo dicho aquí y lo que afirmaba al comienzo, este estudio realizó el análisis introduciendo este compuesto en el organismo, en ningún caso fue un consumo fumando marihuana, pues no toda la marihuana es THC. Si analizamos sólo un consumo fumado, entonces los estudios afirman que aumenta las probabilidades de desarrollar cáncer de pulmón, pero con resultados no siempre concluyentes debido a la dificultad antes comentada acerca de su consumo con tabaco.

Así que por ahora sabemos que la marihuana puede ser útil, siempre y cuando recetada por un médico, pues fuera de eso no hay pruebas de que ayude más de lo que daña. Ellos te darán la concentración y los compuestos necesarios.

¿Interesado en saber más? Por aquí dejo los artículos y webs completas que he utilizado:

 

Compartir

¡Aviso! Hidden Nature no se hace responsable de la precisión de las noticias publicadas realizadas por colaboradores o instituciones, ni de ninguno de los usos que se le dé a esta información.

Víctor Pérez Asuaje

Víctor Pérez Asuaje

Estudiante de Grado en Biología. CEO de Hidden Nature. Socio del Centro de Investigación y Desarrollo de Recursos Científicos – Bioscripts.


Deja una respuesta

Tu correo no se hará público. Campos obligatorios marcados con *