954 09 75 24    revista@hidden-nature.com

¿Qué es una vacuna?

  • Blog
  • viernes, 9 noviembre, 2018 a las 10:00
  • por Ismael Ferreira Palomo

Vacunar o no vacunar un tema que se encuentra en la cabeza de muchos padres pero que la medicina y la ciencia respondió hace muchos años.

Comencemos definiendo el término vacuna:

Sustancia orgánica o virus convenientemente preparado que, aplicado al organismo, hace que este reaccione contra él preservándolo de sucesivos contagios

Virus:

Partícula que es demasiado pequeña como para ser vista por el microscopio óptico o para ser atrapada por un filtro de laboratorio, aunque es capaz de tener un metabolismo independiente y de reproducirse dentro de una célula viva. Fuera de su célula huésped, es inerte. Un virión tiene un tamaño que oscila entre los 20 y 400 nm de diámetro. Consiste en un corazón de ácido nucleico DNA o RNA rodeado por un revestimiento proteico (cápside), algunos con membrana, tienen una cubierta externa de proteína y lípido, dentro de la célula huésped, inician la síntesis de las proteínas virales y provocan su replicación, y cuando la célula se desintegra, se liberan nuevos viriones. Pueden parasitar animales, plantas y alguna bacteria, bacteriófago o bacteriofagía. Cualquier especie del orden de las virales.

Una vacuna es, resumidamente hablando, un preparado realizado a partir de un agente patógeno debilitado o alguna de su partes, que tiene como objetivo activar el sistema inmunitario del receptor. Esto permite que el vacunado pueda defenderse esta enfermedad si se encuentra con ella en el medio natural.

Definiendo la palabra vacuna

Vacuna: una herramienta para salvar vidas.

¿Cómo funciona una vacuna?

Aunque la creación de vacunas es algo realmente complejo, el concepto por el que funcionan es relativamente sencillo.  La idea radica en presentar a nuestro sistema inmunitario una variante débil, toxina u otro derivado de un agente patógeno para que éste lo identifique y memorice.

Cuando una variante normal, verdaderamente peligrosa y nociva,  del patógeno entra en contacto con el sistema inmunitario de la persona vacunada, rápidamente es identificado y se pone en marcha todos los sistemas de defensa eliminando la amenaza antes de que la enfermedad avance.

Edward Jenner: el padre de las nuevas vacunas

1976 fue un año verdaderamente duro en Europa, donde la peligrosa enfermedad de la viruela campaba a sus anchas. En este año el médico Edward Jenner, noto que las recolectoras de leche enfermaban de forma leve presentando los síntomas de la viruela bovina, que también afectaba al ganado, pero se recuperaban y quedaban misteriosamente protegidas con la peligrosa variante humana. Muchos años más tarde se comprobó que la viruela bovina es una variante débil de la humana.

Con esta observación, decidió extraer esta variante débil de una granjera que presentaba los síntomas e inoculársela a James Phipps, un joven niño de 8 años. El pequeño James mostró síntomas que remitieron pasado un tiempo, momento en el cual Edward lo volvió a inyectar pero con la variante humana. El resultado fue grandioso, James no mostró ningún síntoma de viruela humana, siendo el primer caso documentado de una vacunación actual.

Compartir

Te podría interesar

¡Aviso! Hidden Nature no se hace responsable de la precisión de las noticias publicadas realizadas por colaboradores o instituciones, ni de ninguno de los usos que se le dé a esta información.

Autor Ismael Ferreira Palomo

Licenciado en Biología, especialista en zoología, educador y divulgador científico. Dinamizador de Museos.


Deja una respuesta

Tu correo no se hará público. Campos obligatorios marcados con *