954 09 75 24    revista@hidden-nature.com

Reproducción sexual (Introd. a la Genética Mendeliana III)

  • lunes, 16 octubre, 2017 a las 08:00
  • por Francisco Gálvez Prada

A diferencia de la reproducción asexual, la reproducción sexual es una forma de reproducción más compleja, es decir, que apareció después en la evolución. En ella intervienen unas células y órganos especializados, generalmente de dos individuos distintos. Llamamos gametos a las células especializadas y gónadas a los órganos especializados donde se forman.

¿Por qué es tan importante la reproducción sexual?

En su proceso, implica una serie de cambios genéticos que se transmiten a las generaciones descendientes y que implican un cambio respecto a la generación parental, lo cual puede dar lugar a ventajas evolutivas que sean seleccionadas y transmitida a las siguientes generaciones.

Óvulo rodeado de espermatozoides (wikipedia)

¿Qué procesos se llevan a cabo en la reproducción sexual?

Existen 3 procesos principales.

  1. Gametogénesis: Es el proceso por el cual se forman los gametos a partir de una célula madre.
  2. Fecundación: Proceso por el cual dos gametos de diferentes individuos se fusionan a nivel de citoplasma como núcleo para formar una nueva célula llamada zigoto.
  3. Desarrollo embrionario: A lo largo de este proceso, el zigoto se multiplica y divide para dar lugar a un individuo adulto.

En los individuos unicelulares la gametogénesis y la fecundación es sencilla, mientras que el desarrollo embrionario es casi nulo.

Pero ¿si se unen dos células, no se duplicaría el número de cromosomas de la especie? Esta pregunta es uno de los problemas que la evolución debía solucionar para que este proceso fuera viable. Para ello, los gametos, se caracterizan por tener la mitad de contenido genético que el parental, por lo cual al fusionarse, la cantidad cromosómica de la especie se mantiene. Este proceso por el cual se forman células con la mitad de ADN, se denomina Meiosis.

¿Cómo se produce el proceso de Meiosis? 

En este proceso de división, la célula inicial (2n) se divide en dos fases, para terminar en 4 células hijas (n). La primera división meiótica (fase reductiva) es aquella en la que ocurre la reducción de material genético, la célula pasa de de 2n a n, es decir, separa cromosomas homólogos. Seguidamente, en una segunda división meiótica (fase duplicativa), la célula no reduce su material y hace un reparto de cromátidas hermanas, a las células hijas.

Reproducción sexual - Proceso de la Meiosis - Imagen por Xtabay (Wikipedia)

Meiosis. Se divide en dos etapas. Meiosis I o fase reductiva: su principal característica es que el material genético de las células hijas es la mitad (n) del de las células progenitoras (2n). Meiosis II o fase duplicativa: las células resultantes de esta etapa tienen diferente contenido genético que sus células progenitoras (n). Imagen por Xtabay (Wikipedia)

Recordemos que los individuos 2n tienen pares de cromosomas homólogos, cada uno con dos cromátidas. Por tanto en la primera división se separan cromosomas homólogos, mientras que en la segunda división se separan cromátidas, para así poder dar lugar a 4 células al final de la meiosis.

En el próximo breve, seguiremos con esta serie sobre Introducción a la Genética Mendeliana.

Compartir
  • Etiquetas:

¡Aviso! Hidden Nature no se hace responsable de la precisión de las noticias publicadas realizadas por colaboradores o instituciones, ni de ninguno de los usos que se le dé a esta información.

Autor Francisco Gálvez Prada

Licenciado en Biología. Socio fundador del Centro de Investigación y Desarrollo de Recursos Científicos - BioScripts. CEO en IguannaWeb y CTO en Hidden Nature.


Deja una respuesta

Tu correo no se hará público. Campos obligatorios marcados con *

Sigue la actualidad por correo

¿Conoces nuestra APP?

Disponible para dispositivos iOS y Android