954 09 75 24    revista@hidden-nature.com

Cultivo bajo riego deficitario controlado

  • Biología
  • martes, 13 marzo, 2018 a las 09:30
  • por Carlos Jesús Pérez Márquez

Científicos de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica (ETSIA)  han aplicado una técnica conocida como riego deficitario controlado sobre dos variedades de tomates cherry y otros nueve tipos de tomates para observar su influencia sobre el desarrollo de esta fruta. Tras tres años de estudio, han comprobado que puede resultar beneficioso en su cultivo.

¿En qué consiste el riego deficitario controlado?

El riego deficitario controlado consiste en reducir el suministro de agua en la etapa de mayor resistencia de la planta para luego aplicarse en fases del cultivo más sensibles al estrés. Según explica la profesora de Ciencias Agroforestales, Mireia Corell:

“No se trata de utilizar la mitad de agua así porque sí, sino de realizar un estudio del estado hídrico de la planta y, conociendo sus necesidades, regar el cultivo de manera adecuada en el momento óptimo”.

Este método de trabajo recogido en la revista Food Chemistry, supone la aparición de una nueva línea de productos hidrosostenibles de mayor calidad y menor coste energético a nivel de producción. Así lo afirma Antonio J. Meléndez, profesor de la Facultad de Farmacia de la US:

“Los consumidores demandan alimentos más saludables para vivir más y mejor. No se trata solo de aumentar la longevidad, sino de llegar a nuestros últimos años con una buena calidad de vida”.

Incremento de los niveles de carotenoides

La investigación liderada por el profesor Meléndez, denominada European network to advance carotenoid research and applications in agro-food and health, persigue la innovación en los carotenoides mediante la interacción y cooperación entre científicos, técnicos, empresas y otros actores. De igual forma, colabora con el Programa Iberoamericano de Ciencia y Tecnología para el Desarrollo (CYTED).

riego deficitario controlado en tomates

Riego deficitario controlado en cultivos de tomate.

Los carotenoides forman parte de una gran variedad de compuestos, capaces de ser aplicados en la mayor parte de las áreas como agricultura, alimentación (ingredientes o piensos de animales), nutrición, salud y cosmética, entre otros. Incluso, otras investigaciones corroboran que niveles apropiados de carotenoides en la dieta favorecen la protección frente a enfermedades oculares, cardiovasculares y diversos tipos de cáncer.

Los resultados de este proyecto quedan recogidos en la tesis doctoral de la investigadora Elena Coyago Cruz de la Universidad Politécnica Salesiana de Quito (Ecuador), bajo la dirección de la profesora Corell y el profesor Meléndez. Además, han contado con la colaboración de expertos de la Universidad Miguel Hernández de Alicante, la Politécnica de Madrid, el Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Sevilla (IRNAS) y el Centro de Edafología y Biología Aplicada del Segura (CEBAS) de Murcia.

Por último, cabe destacar que esta técnica también es extrapolable a cultivos de olivos y almendros, donde se están cosechando buenos resultados.

Puedes ver otros artículos en nuestra sección de noticias.

Compartir

Fuente: Agencia Sinc - Agencia Sinc - Fuente


Te podría interesar

¡Aviso! Hidden Nature no se hace responsable de la precisión de las noticias publicadas realizadas por colaboradores o instituciones, ni de ninguno de los usos que se le dé a esta información.

Autor Carlos Jesús Pérez Márquez

Estudiante de Grado en Biología. Apasionado de la microbiología y lo que no está al alcance de nuestra vista. Todo ello combinado con vida diaria saludable y guiada por la música.


Deja una respuesta

Tu correo no se hará público. Campos obligatorios marcados con *