954 09 75 24    revista@hidden-nature.com

Matemáticas: el alfabeto del universo

Con el período estival llegan las vacaciones. Después de todo un año de arduo trabajo, el cuerpo se prepara para el solaz, el merecido descanso. Y como no todo va a ser diversión sin freno, siempre le dedicamos un ratito a la lectura. Al menos, este que les escribe es cuando más tiempo dispone para invertir en la lectura: cualquiera sale en Andalucía a las 3 de la tarde a pasear. A fin de cuentas, la lectura también sirve para evadirnos, aunque leamos sobre matemáticas.

Por esta razón, en Hidden Nature hemos decidido ir recomendando algunos libros de divulgación científica, para hacerles más llevaderas las vacaciones. Por supuesto, son libros que he leído, y que en mi modesta consideración considero al alcance de todos aquellos que quieran aprender algo más de una determinada disciplina. En mi caso, debo reconocer las Matemáticas me parecían especialmente aburridas. Hasta que no me encontré en la carrera con profesores como Antonio Suárez Fernández y José Antonio Langa Rosado que, en primer lugar, se preocuparon de hacérmelas tan accesibles como mi insistencia les permitía, para posteriormente, hacerme ver sus múltiples aplicaciones en aspectos relacionados de la vida cotidiana, no comprendí la puerta que estaba cerrando a mi conocimiento. A ellos les debo lo poco que sé de Matemáticas y no hay palabras en el mundo para agradecerles el trabajo que hicieron conmigo, alguien que venía resabiado de profesores que adolecían de vocación por la materia que impartían (en este caso, la que se circunscribe a los números).

La semilla que Suárez y Langa plantaron, pronto comenzó a echar flores y a dar frutos. Y, aún con las dificultades inherentes a alguien cuyo contacto con las Matemáticas ha sido tangencial, procuro leer libros de divulgación y aprender cosas nuevas. Con el afán de saciar mi curiosidad, hace unos meses compré un libro que daba respuestas a preguntas como: “¿Qué tienen en común el partenón, el ADN y Míster Universo? ¿En qué se parecen, matemáticamente hablando, las discotecas, los terremotos, el pH y las estrellas? ¿Qué comparten los ríos, el fraude fiscal y las direcciones postales? ¿Es el infinito siempre igual de infinito? ¿Se cumple siempre el Teorema de Pitágoras?”. El nombre del libro no es otra que, Matemáticas: el alfabeto del universo, editado por Guadalmazán.

En este libro, su autora, la televisiva Guadalupe Castellano, utiliza las matemáticas como las herramientas de un taller artesano. Tal y como ella misma asegura en el prólogo de su libro:

este libro da respuesta a la eterna pregunta: “… Y esto, ¿para qué sirve?”, pues en las clases de matemáticas abundan las herramientas y escasean los objetos reales, sembrando de desasosiego a quienes no ven aplicación alguna en la abstracción que la pizarra les impone”.

No obstante, aunque Guadalupe nos ofrezca las herramientas, ahora depende de nosotros querer o no utilizarlas. Para conocerlas y usarlas correctamente habrás de aplicarte hojeando este libro. No te va a defraudar.

Compartir

Te podría interesar

¡Aviso! Hidden Nature no se hace responsable de la precisión de las noticias publicadas realizadas por colaboradores o instituciones, ni de ninguno de los usos que se le dé a esta información.

Autor Eduardo Bazo Coronilla

Licenciado en Biología. Fue colaborador del grupo de investigación PLACCA (Plantas Acuáticas, Cambio Climático y Aerobiología) en el Dpto. de Biología Vegetal y Ecología de la Facultad de Farmacia (Sevilla). Micófilo


Deja una respuesta

Tu correo no se hará público. Campos obligatorios marcados con *