954 09 75 24    revista@hidden-nature.com

Pegatina promocional diseñada por la banda de grunge Pearl Jam a fin de difundir su álbum Binaural. La pegatina recoge la portada del trabajo.

Pegatina promocional diseñada por la banda de grunge Pearl Jam a fin de difundir su álbum Binaural. La pegatina recoge la portada del trabajo.

Como habrán ido advirtiendo los lectores de este compendio de breves dedicados a la música con temática científica, la totalidad de ellos tratan asuntos abordados tradicionalmente por la Física. Algunos dirán que la Física es un pestiño, sin embargo, no hay disciplina más ligada a la naturaleza que ésta, en la que hasta el propio nombre, “physica”, significa relativo o perteneciente a la naturaleza. Una vez dicho esto, debo decirles, queridos lectores, que en esta ocasión también toca hablar de Física, más concretamente sobre Astronomía y Astrofísica, pues nos vamos a adentrar en el maravilloso mundo de las nebulosas. Toda una nebulosa de música y ciencia al servicio de vosotros, queridos lectores.

Unificar música (en nuestro caso el grunge destilado por la banda de Seattle Pearl Jam) y nebulosas podría parecer a priori una tarea compleja, sin embargo todo sea vuelve un poco más sencillo si hablamos del álbum “Binaural”, el 6º álbum de los chicos de Eddie Vedder. Debo hacer un inciso, y es que tras el álbum “Yield”, trabajo discográfico anterior a este “Binaural” que ahora nos ocupa, cualquier grabación podría considerarse un fracaso, sin embargo, el disco alcanzó el puesto número 2 en la lista Billboard 200 y fue número 1 en países como Australia y Nueva Zelanda, obteniendo asimismo puestos reseñables en países como Canadá, Reino Unido o Alemania (a pesar de tratarse de un disco de grunge, género que se encontraba por esas fechas de capa caída).

Imagen del Telescopio Espacial Hubble, puesto en órbita el 24 de abril de 1.990. El telescopio Hubble se encuentra en órbita geostacionaria.

Imagen del Telescopio Espacial Hubble, puesto en órbita el 24 de abril de 1.990. El telescopio Hubble se encuentra en órbita geostacionaria.

La portada del álbum “Binaural” es en sí misma una obra de arte, no sólo por el colorido de la figura que aparece en primer plano, sino porque la instantánea que ilustra el book art es ni más ni menos que la nebulosa conocida como “reloj de arena” (MyCn 18). Esta joven nebulosa planetaria, sita en la Constelación de la Mosca, dista unos 8.000 años luz de la Tierra (recordemos que un año luz equivale a 9.46 x 1012 km o a 63.241 unidades astronómicas), siendo una de las constelaciones menores del sur. Para explicar la singular forma de reloj de arena de esta nebulosa, la comunidad científica dictamina que este fenónemo se debe a la expansión rápida de viento estelar sobre una nube de expansión más lenta y que es más densa cerca de su ecuador que de sus polos. Así, las imágenes obtenidas por el Telescopio Espacial Hubble (la imagen de portada es una de las muchas tomadas por este proyecto conjunto NASA/ESA) nos muestran un anillo brillante central que muestra un eje de simetría diferente al del resto de la estructura, apareciendo igualmente la estrella central, responsable de la formación de la nebulosa, claramente descentrada.

Pero la colección de imágenes de nebulosas que podemos encontrar dentro del libreto de “Binaural” no concluye con la que se muestra en la portada del trabajo, puesto que en su interior también aparecen imágenes de otras nebulosas, como la “nebulosa de la Hélice”. Pearl Jam obtuvo de la NASA los permisos necesarios para que aparecieran como material gráfico en el citado disco y, en mi humilde opinión, añadió un punto de colorido a la fascinante miríada de estrellas que pueblan nuestra “cúpula” durante la noche.

La Nebulosa Helix o NGC 7293, descubierta por Karl Harding en 1.824, es la nebulosa planetaria más cercana al planeta Tierra, situándose a 680 años luz de distancia.

La Nebulosa Helix o NGC 7293, descubierta por Karl Harding en 1.824, es la nebulosa planetaria más cercana al planeta Tierra, situándose a 680 años luz de distancia.

La “nebulosa de la Hélice” o NGC 7.293 es una nebulosa perteneciente a la “constelación Acuario”, a unos 680 años de luz de distancia de la Tierra, siendo por consiguiente una de las nebulosas planetarias más próximas a la Tierra. Ésta es un ejemplo de nebulosa planetaria formada por una estrella similar al Sol en sus últimos estados de vida, por lo que muchos astrónomos, basándose en su ritmo de expansión, han establecido la edad de esta nebulosa en aproximadamente unos 10.600 años. Recientemente, un equipo de astrónomos ha establecido que la estructura de la nebulosa NGC 7.923 es más compleja de lo que se creía en un principio, al consistir en dos discos gaseosos colocados de manera casi perpendicular uno respecto del otro. Además de esto, observaciones llevadas a cabo con rayos X proporcionaron la evidencia de la existencia de una estrella acompañante, siendo así uno de los discos perpendicular al eje de rotación de la estrella agonizante, mientras que el otro estaría en el plano orbital de las dos estrellas. Asimismo, los astrónomos creen  que los discos se formaron durante dos períodos diferenciados, en donde hubo pérdida de masa por parte de la estrella moribunda, de tal modo que mientras el disco interior parece que se formó hace unos 6.600 años, el exterior surgiría alrededor de hace 12.000 años. Dado que el disco interior se está expandiendo algo más rápido que el disco exterior, los gases expulsados por la estrella dan la impresión, desde nuestra perspectiva, de que estamos viendo una hélice desde arriba. De ahí el popular nombre con que se conoce esta nebulosa.

Para terminar, decir que detrás del título del álbum se esconde otro fenómeno físico, puesto que el sonido binaural es aquel que siendo grabado mediante el uso de dos micrófonos, intenta recrear para el oyente una sensación del sonido en 3D similar a la de si se estuviese en el lugar donde se están produciendo los sonidos. El hombre es por definición un animal binaural, al estar dotado de dos oídos, de modo que el cerebro humano para interpretar un sonido debe conjugar la información que llega de ambos oídos. Puesto que la información que recibe el cerebro procedente de cada oído es diferente al estar físicamente separados por la cabeza, situación que permite al cerebro humano localizar la fuente emisora del sonido. En definitiva, en el sistema auditivo la sensación tridimensional está relacionada con la diferencia de tiempo y amplitud que recibe cada oído.

Creo que ahora queda incluso más clara la intención de Pearl Jam de por qué llamar “Binaural” al trabajo que a lo largo de este breve se ha ido desgranando. El motivo responde a que muchas de las canciones que aparecen en este trabajo fueron grabadas utilizando la técnica de grabación binaural, y sobre la que debo decir que dota a las canciones de una profundidad tal, que hace que te metas en la canción. Se podría decir que te envuelve y te atrapa. Sólo os diré para acabar que es uno de esos discos que reproduzco muy bajito durante mis noches de insomnio, ya que me ayuda a conciliar el sueño. Lo que no puedo asegurar es que no se deba más a sugestión propia que a verdaderas propiedades hipnótico-sedantes de la música de los Pearl Jam. Pero entre la música y las imágenes que aparecen en el libreto… ¡quién puede resistirse a caer en los brazos de Morfeo!

Autor Eduardo Bazo Coronilla

Licenciado en Biología. Fue colaborador del grupo de investigación PLACCA (Plantas Acuáticas, Cambio Climático y Aerobiología) en el Dpto. de Biología Vegetal y Ecología de la Facultad de Farmacia (Sevilla). Micófilo

¡Aviso! Hidden Nature no se hace responsable de la precisión de las noticias publicadas realizadas por colaboradores o instituciones, ni de ninguno de los usos que se le dé a esta información.


Deja una respuesta

Tu correo no se hará público. Campos obligatorios marcados con *

Sigue la actualidad por correo

¿Conoces nuestra APP?

Disponible para cualquier dispositivo