954 09 75 24    revista@hidden-nature.com

Tan solo un 3% de su ADN es lo que difiere al ser humano de este imponente primate. Se calcula que únicamente quedan unos cuantos miles de gorilas en todo el planeta, formando parte de la larga lista roja de especies en peligro de extinción. La destrucción de su hábitat, la caza ilegal, el tráfico de especies salvajes y las enfermedades transmitidas por los humanos, además de su baja natalidad, son algunos de los factores responsables del descenso de su población.

Estos enormes primates – los más grandes de entre todas las especies vivas – se clasifican en gorilas occidentales (Gorilla gorilla), que se subdividen a su vez en gorila occidental de las tierras bajas (Gorilla gorilla gorilla) y gorila del río Cross (Gorilla gorilla diehli); y gorilas orientales (Gorilla beringei), al que pertenece el gorila de montaña (Gorilla beringei beringei) y el gorila oriental de las tierras bajas o gorila de Grauer (Gorilla beringei graueri).

Las dos especies de gorilas habitan en los bosques tropicales y subtropicales de África central, principalmente en zonas de baja latitud, aunque existen subespecies que viven en bosques de montaña (1.500 – 3.000 metros) y bosques de bambú (2.500 – 3.500 metros). Se estima que tan solo un 2,8% vive en zonas protegidas por lo que el mantenimiento de áreas forestales vírgenes sigue siendo imprescindible para su supervivencia.

El espalda plateada toma las decisiones, media en conflictos, protege y decide los movimientos del grupo.

Miden entre los 1,2 y 1,8 metros de altura cuando se apoyan sobre las dos patas, y pueden alcanzar los 200 kilogramos de peso en el caso de los machos adultos; la mitad, si se trata de las hembras. Poseen unas extremidades superiores más largas que las inferiores, apoyándose en los nudillos, durante el desplazamiento, concretamente en las caras dorsales de las segundas falanges. Esta manera de moverse (conocido como “knuckle-walk” en inglés) se considera un paso intermedio hacia el bipedismo, donde las manos ya no tienen la función locomotora que tenían en otros primates.

Son principalmente herbívoros, alimentándose de tallos, brotes de bambú, cortezas de árboles y una gran variedad de frutas. A esta dieta pueden incluir pequeños invertebrados, como las termitas, aunque esto solo representaría el uno o el dos por ciento de su alimentación.

La gestación de los gorilas dura aproximadamente 8 meses y pasan entre 3 y 4 años entre los nacimientos

Suelen vivir en grupos familiares de entre cinco y diez individuos liderados por un “espalda plateada”. Estos ejemplares son machos adultos, habitualmente mayores de doce años, conocidos así por la característica mancha plateada en el pelaje de su espalda. Son los únicos que se aparean con todas las hembras del grupo y están encargados de tomar todas las decisiones del grupo. La gestación de las hembras tiene una duración de 8 meses y cada cría vivirá junto a su madre hasta alcanzar los tres o cuatro años de edad. Cuando una cría se queda huérfana, es el espalda plateada el que se hará cargo de ella, aunque nunca hasta el extremo de cargarla en brazos, como haría su madre.

Como en el resto de primates antropoideos, sus cerebros son los más desarrollados, lo que ha permitido un aumento de la capacidad de percibir los estímulos ambientales y ha mejorado la capacidad de respuesta ante esos estímulos. Son animales curiosos y de gran inteligencia, en los que, por ejemplo, suele ser habitual el uso de herramientas para alcanzar sus objetivos. Además, desde crías aprenden con rapidez nuevos comportamientos, algo clave para su desarrollo social y cognitivo, al igual que ocurre en los bebés humanos.

Bibliografía

  • Gold, K. C., y Watson, L. M. (2018). In memorium: Koko, a remarkable gorilla. American Journal of Primatology, 80(12).
  • Plumptre, A.J., Nixon, S., Kujirakwinja, D.K., Vieilledent, G., Critchlow, R., Williamson, E.A., Nishuli, R., Kirkby, A.E. & Hall, J.S. (2016). Catastrophic decline of world’s largest primate: 80% loss of Grauer’s gorilla (Gorilla beringei graueri ) population justifies critically endangered status. PLoS ONE(11)
  • Wilson, D., Reeder, D. (2005). Genus Gorilla. En Wilson, D., Reeder, D. (Ed.), Mammal Species of the World. Baltimore, EEUU: Johns Hopkins University Press.

Autor Claudia López-Morago Casamayor

Licenciada en Biología y doctora en Antropología Física. Hace años decidí centrar mi carrera en la divulgación científica, algo que me apasiona.

¡Aviso! Hidden Nature no se hace responsable de la precisión de las noticias publicadas realizadas por colaboradores o instituciones, ni de ninguno de los usos que se le dé a esta información.


Deja una respuesta

Tu correo no se hará público. Campos obligatorios marcados con *

Sigue la actualidad por correo

¿Conoces nuestra APP?

Disponible para dispositivos iOS y Android