954 09 75 24    revista@hidden-nature.com

Los lémures son primates estrepsirrinos (con rinario o nariz húmeda) endémicos de la isla de Madagascar. Es este aislamiento, lo que ha hecho que evolucionen de una manera tan distinta al resto de primates.

Su nombre hace referencia a los larvae o lemures, espíritus malignos que atormentaban a los vivos en la mitología romana. Se cree que Linneo, quien dio nombre a estos animales, se basó en los movimientos silenciosos de algunas especies durante la noche, sus llamativos sonidos y sus ojos brillantes.

Existen más de 100 especies de lémures, la mayoría descubiertas a partir de los años 90. De morfología muy variada, el peso de estos animales oscila entre los 30 gramos del lémur ratón de Berthe (Microcebus berthae), el primate más pequeño del mundo, a los 160-200 kilogramos del Archaeoindris fontoynonti, extinto a principios del siglo XX. No existe, por lo tanto, un patrón morfológico que defina a esta superfamilia. Por ejemplo, el aye-aye (Daubentonia madagascariensis) ha desarrollado unas características exclusivas que lo diferencia del resto de primates. Cuenta con unos incisivos que crecen continuamente, como en los roedores, un dedo filiforme para extraer alimento de agujeros muy pequeños y unas orejas similares a las de los murciélagos que usan para detectar oquedades en los árboles.

El aye-aye (Daubentonia madagascariensis) tiene un dedo medio muy fino y alargado que usa para extraer alimento de agujeros diminutos

Su comportamiento es tan variable como su morfología. El olfato de estos animales está muy desarrollado, ya que se comunican a través del olor. Una capacidad muy útil siendo animales nocturnos y con una visión poco evolucionada. Su dieta depende de la especie, aunque podemos establecer dos grandes grupos. Por lo general, las especies más pequeñas se alimentan de frutas e insectos y las especies de mayor tamaño consumen todo tipo de material vegetal.

El lémur de cola anillada (Lemur catta) es omnívoro pero se alimenta principalmente de tamarindos

Exceptuando el bandro y el aye-aye, la reproducción de estos animales es estrictamente estacional, contando con unos periodos de apareamiento muy cortos. La aridez de su territorio y la falta de alimento en ciertas épocas del año, hace que adapten el nacimiento de sus crías a los meses con mayor cantidad de recursos disponibles, evitando las épocas secas. Para mitigar la complejidad de su hábitat, otros, como los lémures enanos o los lémures ratón, son capaces de entrar en etapa de letargo . Este periodo puede durar varios días o incluso meses, mientras que el agua y los alimentos escaseen. Son los únicos primates que hibernan.

Tradicionalmente se ha comparado su capacidad de utilizar herramientas, y por lo tanto su inteligencia, con la de los grandes simios. Quizá esta comparación no sea del todo justa ya que los lémures tienden a manipular los objetos con la boca y no con las manos como los primates antropoides.

Debido a la destrucción de su hábitat, la caza para consumo de carne y la captura de ejemplares vivos para el mercado de mascotas exóticas, se calcula que, aproximadamente, el 91% de las especies están en peligro de extinción, convirtiéndolos en el grupo de mamíferos más amenazado. Según la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza), de no implementarse un plan de conservación drástico a corto plazo, el 91% de las especies desaparecería en los próximos 25 ó 30 años.

 

Bibliografía:

  • Gould, L.; Sauther, M.L. (2006). Lemurs: Ecology and Adaptation.  Springer.
  • Schüßler, D., Radespiel, U., Ratsimbazafy, J. H., & Mantilla-Contreras, J. (2018). Lemurs in a dying forest: Factors influencing lemur diversity and distribution in forest remnants of north-eastern Madagascar. Biological Conservation228, 17-26.
  • Steffens, T. S., & Lehman, S. M. (2019). Species‐area relationships of lemurs in a fragmented landscape in Madagascar. American journal of primatology81(4).

Autor Claudia López-Morago Casamayor

Licenciada en Biología y doctora en Antropología Física. Hace años decidí centrar mi carrera en la divulgación científica, algo que me apasiona.

¡Aviso! Hidden Nature no se hace responsable de la precisión de las noticias publicadas realizadas por colaboradores o instituciones, ni de ninguno de los usos que se le dé a esta información.


Deja una respuesta

Tu correo no se hará público. Campos obligatorios marcados con *

Sigue la actualidad por correo

¿Conoces nuestra APP?

Disponible para dispositivos iOS y Android