954 09 75 24    revista@hidden-nature.com

Los orangutanes (Pongo) son un género de primates homínidos, originarios del Sudeste asiático. Además de la especie recientemente descubierta, Pongo tapanuliensis, existen otras dos especies de orangután: el de Sumatra (Pongo abelii) y el de Borneo (Pongo pygmaeus). La diferencia entre las dos especies  principales de orangutanes no es muy significativa. El de Sumatra tiene más pelo facial y un carácter más sociable que el de Borneo. Estos últimos, ademas, suelen bajar más a menudo de las copas de los árboles, mientras que sus primos de Sumatra, sobre todo las hembras, llevan una vida principalmente arborícola.

El término orangután proviene de la  unión de  la palabra “orang” que significa hombre y “hutan” selva, en el idioma  malayo. Es el segundo primate más grande después del gorila, alcanzando, en el caso de los machos, una altura de 1,50 metros. Sus brazos son desproporcionadamente largos en comparación con su cuerpo, ya que es habitual que la longitud de los miembros superiores duplique la de sus miembros inferiores. Esto les proporciona una total agilidad a la hora de desplazarse entre las ramas de los árboles, donde se alimentan y construyen sus nidos para dormir y descansar durante el día.

La dieta de los orangutanes se basa principalmente en fruta, aunque pueden complementarla con cortezas y algunos insectos.

Su cuerpo, al contrario de los primates africanos, está cubierto de un característico pelo rojizo. Una de las diferencias más llamativas entre ambos sexos, son las peculiares mejillas de los machos, conocidas como “bridas”. Grandes y planas, estas bridas están formadas por acúmulos de grasa que se desarrollan al alcanzar la madurez sexual y sirven para demostrar al resto del grupo el estatus de macho dominante. Están especialmente desarrolladas en el orangután de Borneo, donde además es frecuente encontrar bolsas similares en la zona de la garganta.

Las “bridas“ de los machos se desarrollan al finalizar la etapa de maduración sexual.

Aunque son animales sociales, sólo existen lazos duraderos entre las hembras adultas y sus crías, que suelen estar junto a su madre hasta los seis años de edad. Una hembra dará a luz a su primera cría a los 14 ó 15 años, tras una gestación de nueve meses. No volverá a tener otra hasta que la primera no esté totalmente adaptada a vivir de manera independiente. Aunque el macho no suele involucrarse en el cuidado de los más pequeños, no existe el infanticidio, como en otras especies de primates. Esta tasa tan baja de natalidad les hace extremadamente vulnerables, ya que ante un descenso de la población, requieren de mucho tiempo para recuperarse.

Poseen una grandísima inteligencia, algo que comparten con chimpancés y gorilas. Estudios recientes demuestran que los orangutanes tienen la habilidad de sopesar el esfuerzo requerido y el resultado final a la hora de elegir cómo actuar y qué herramienta elegir. Además, se ha descubierto que tienen percepción del pasado y el futuro y son capaces de trasmitir esos conceptos a sus crías.

En estado salvaje, habitan exclusivamente en los bosques tropicales de Sumatra y Borneo. Aunque tienen enemigos naturales, como el tigre de Sumatra o el cocodrilo, sin lugar a dudas, el ser humano se ha convertido en su principal amenaza. La tala masiva de árboles para la obtención de madera, la extracción de minerales o el cultivo intensivo, sobre todo de aceite de palma, está siendo letal para esta especie, que se encuentran actualmente en peligro de extinción.

 

Bibliografía:Galdikas, B. (2013). Reflejos del Edén: mis años con los orangutanes de Borneo. La Rioja, España: Editorial Pepitas de Calabaza.

Lameira, A. R., Call, J. (2018). Time-space–displaced responses in the orangutan vocal system. Science advances, 4(11).

Nater, A., Mattle-Greminger, M.P., Nurcahyo, A.,Nowak, M.G., de Manuel, M., Desai, T., Groves, C., Pybus, M. et al. (2017). Morphometric, Behavioral and Genomic evidence for a new orangutan species. Current Biology, 27(22), 3576-3577.

 

 

Autor Claudia López-Morago Casamayor

Licenciada en Biología y doctora en Antropología Física. Hace años decidí centrar mi carrera en la divulgación científica, algo que me apasiona.

¡Aviso! Hidden Nature no se hace responsable de la precisión de las noticias publicadas realizadas por colaboradores o instituciones, ni de ninguno de los usos que se le dé a esta información.


Deja una respuesta

Tu correo no se hará público. Campos obligatorios marcados con *

Sigue la actualidad por correo

¿Conoces nuestra APP?

Disponible para dispositivos iOS y Android