954 09 75 24    revista@hidden-nature.com

Observad una flor que crece a ras de suelo. A simple vista las podríamos describir con dos adjetivos: hermosa y delicada. Ahora observa un árbol: fuerte y robusto. Ambos son plantas, pero ¿Quién diría que dos seres vivos con características tan difplantaerentes están tan cerca en el árbol de la vida?

Las plantas son consideradas grandes estrategas. Y es que a diferencia de los animales y otros seres vivos, que pueden desplazarse durante gran parte de su ciclo vital, ellas permanecerán estáticas en un solo lugar: Mueren en el mismo lugar donde un día fue plantada su semilla. Este hecho ha derivado en que tengan que desarrollar unas características que les permitan realizar todas las funciones vitales sin tener que desplazarse (Lo que no significa que las plantas no se muevan).

La nutrición de las plantas

Desde muy pequeños aprendemos que las plantas van a generar su propio alimento mediante un proceso llamado fotosíntesis. En ésta se captará la luz solar mediante una serie de pigmentos, principalmente clorofila (verde), pero también otros como los carotenoides (Anaranjado) o flavonoides (Rojo).

La energía producto de la luz solar va a servir a la planta para que mediante el ciclo de Calvin pueda transformar el dióxido de carbono en carbono, que pasará a formar parte de la planta, y oxígeno, que utilizará para obtener energía o bien lo desprenderá a la atmósfera.

La relación en las plantas

Cuando hablamos de relación hacemos referencia a los procesos por los cuales un ser vivo interacciona con uno de su misma especie o de otra diferente. Estas relaciones pueden ser positivas, como la relación de las flores con sus polinizadores o la dispersión de semillas, o negativas, como es el caso de los herbívoros.

Así nos encontramos plantas con pinchos, duras, venenosas… todo ello con el objetivo de no ser comidas. Paralelamente los animales también evolucionan para poder seguir consumiéndolas.  Aquí entonces surge la hipótesis de la reina roja: “Es necesaria la evolución continua de la especie para que pueda mantenerse en su posición actual”.  Plantas

Por ejemplo referente al caso anterior tenemos que destacar a una mariposa que evolucionó para que sus larvas pusiesen alimentarse de las hojas de una planta que, en un principio, era venenosa para ellas. Esta alimentación le dio a la mariposa, además, la capacidad de ser venenosa ante sus depredadores en etapas futuras.

La reproducción en las plantas

Las plantas tienen que reproducirse para que su especie se mantenga en el tiempo. A lo largo de su existencia han desarrollado diferentes mecanismos para hacer posible la reproducción sexual, muy ventajosa evolutivamente. Los helechos y las esporas, las gimnospermas con sus piñas… y las angiospermas con las flores.

Las flores son llamativas para los polinizadores. Y aunque encontremos muchas con características muy generalistas, son órganos con un gran nivel de especialización. Encontramos flores que simulan insectos, que tienen olores llamativos y colores adaptados a su polinizador favorito.

Y es que cuando de reproducirse se trata, las plantas han demostrado tener toda una habilidad.

Autor Lourdes Verdugo Molina

Estudiante de Grado en Biología. Tiene experiencia como actriz en diversos grupos de teatro a nivel semiprofesional. Escritora de novelas con una obra publicada. Realizó varios cursos de escritura creativa. Scout con experiencia en el conocimiento del medio natural.

¡Aviso! Hidden Nature no se hace responsable de la precisión de las noticias publicadas realizadas por colaboradores o instituciones, ni de ninguno de los usos que se le dé a esta información.


Un comentario en “Plantas: Las grandes estrategas de los seres vivos

Deja una respuesta

Tu correo no se hará público. Campos obligatorios marcados con *

Sigue la actualidad por correo

¿Conoces nuestra APP?

Disponible para dispositivos iOS y Android