954 09 75 24    revista@hidden-nature.com

La superclase Bacillariophyceare (más comúnmente conocida como “taxón Diatomea”), que agrupa a más de 100.000 especies, está constituida por un tipo de alga unicelular que se puede encontrar en cualquier masa de agua, tanto dulce como salada. Su característica más interesante es la pared celular, llamada frústula, que está compuesta principalmente de sílice. Esta estructura permite al organismo defenderse de la depredación y resistir al aplastamiento y a la descomposición incluso después de que el material orgánico desaparezca tras la muerte del alga, por lo que no es extraño que los fósiles de eucariotas unicelulares mejor conservados y más antiguos que se conozcan sean de diatomeas. La frústula, además, es útil para la identificación de especies, pues cada una presenta patrones únicos.

Dos diatomeas de la clase Pennales a microscopio electrónico. Se puede observar cómo la hipoteca encaja dentro de la epiteca en ambas células.

Dos diatomeas de la clase Pennales a microscopio electrónico. Se puede observar cómo la hipoteca encaja dentro de la epiteca en ambas células.

La frústula no solo tiene una función defensiva, también afecta a la reproducción de las diatomeas. La pared celular presenta dos partes: la epiteca (teca grande) y la hipoteca (teca pequeña), que se superponen encajando una dentro de la otra como una caja con su tapadera. En la reproducción asexual, el microalga se divide y cada célula resultante utiliza una de las tecas de la célula original como molde para construir la complementaria. Este proceso tiene un problema, y es que, por el diferente tamaño de las tecas, la diatomea se va haciendo cada vez más pequeña. Cuando alcanza el 30% de su tamaño original pone en marcha la reproducción sexual, en la que las células vegetativas diploides sufren meiosis para formar gametos haploides. Estos gametos presentan la flagelación heteroconta (dos flagelos diferentes) típica del superfilo Stramenopiles al que pertenecen las Diatomeas, y se fusionan para dar lugar a un cigoto. Este cigoto se desarrolla en una auxospora (membrana orgánica), que aumenta de tamaño y forma una nueva pared celular, para más tarde dividirse y originar nuevas células vegetativas.

Para los seres humanos, la pared celular de sílice tiene más beneficios además del registro fósil y como carácter taxonómico. Cuando los esqueletos de las diatomeas se acumulan en el fondo de un medio acuático forman lo que se conoce como tierra de diatomeas. Se ha descubierto que, en contacto con insectos, esta tierra puede romper la película cérea que recubre el cuerpo de estos, provocando su deshidratación y, en última instancia, su muerte. Como no tiene efectos perjudiciales en otros animales, se puede añadir al pienso del ganado o de mascotas. Otros usos que se le está dando son como ingrediente activo en detergentes, abrillantadores abrasivos finos, eliminadores de pinturas, desodorantes, aceites decolorantes, fertilizantes, etc. y como aditivo en pinturas para aumentar la visibilidad nocturna en señales, y matrículas. Recientemente, se están empleando como indicadoras de calidad de agua según su proporción en el fitoplancton presente en esta.

A un nivel ecológico, las diatomeas también son importantes para el ser humano. Son fotosintéticas, y producen el 40% del carbono orgánico del océano, por lo que tienen un papel irreemplazable en el ciclo de este elemento. De hecho, se estima que son capaces de fijar tanto carbono como todas las selvas tropicales en conjunto.

 

Bibliografía

  • Madigan, M. T., Martinko, J. M., Dunlap, P. V. and Clark, D. P. (2013). Brock: Biología de los microorganismos. PEARSON. ISBN: 9788490352793

Willey, J. M., Sherwood, L. M. and Woolverton, C. J. (2009). Microbiología. Mc Graw Hill. ISBN: 9788448168278

Autor Paloma Cabezas Blanco

Terminando el Grado de Biología por la Universidad de Sevilla, buscando mi hueco en la Ciencia. Soy alumna interna de Ecofisiología Vegetal, amante del arte y aficionada a la Microbiología.

¡Aviso! Hidden Nature no se hace responsable de la precisión de las noticias publicadas realizadas por colaboradores o instituciones, ni de ninguno de los usos que se le dé a esta información.


Un comentario en “¿Qué son las diatomeas?

    por JOSE ELIAS ZUNIGA CALCINA -

    Hola Paloma, buena descripción de las diatomeas.

Deja una respuesta

Tu correo no se hará público. Campos obligatorios marcados con *

Sigue la actualidad por correo

¿Conoces nuestra APP?

Disponible para dispositivos iOS y Android