954 09 75 24    revista@hidden-nature.com

Mimetas inanimados

Mimetas inanimados

El mimetismo entre O. especulum y  Dasyscolia ciliata es de tipo químico. La orquídea emite unas feromonas similares a las de la hembra que, unido al parecido de su labelo con el abdomen de la hembra, engañan al macho a llevar una polinización cimentada sobre la pseudocópula. Una vez fecundada, la orquídea emite unas feromonas similares a las que emite la hembra tras haberse apareado para que ningún otro abejorro fuerce la arquitectura flora, que ya se encuentra desarrollando los embriones.

El mimetismo entre O. especulum y  Dasyscolia ciliata es de tipo químico. La orquídea emite unas feromonas similares a las de la hembra que, unido al parecido de su labelo con el abdomen de la hembra, engañan al macho a llevar una polinización cimentada sobre la pseudocópula. Una vez fecundada, la orquídea emite unas feromonas similares a las que emite la hembra tras haberse apareado para que ningún otro abejorro fuerce la arquitectura flora, que ya se encuentra desarrollando los embriones.

Los biólogos definen muy frecuentemente al mimetismo como aquella habilidad de los seres vivos que les permite asemejarse a otros organismos de su entorno con el objeto de confundir los sentidos de terceros. Esta confusión les hace obtener siempre alguna ventaja funcional que se traduce en un incremento de su éxito reproductor o “fitness”, ya que les permite eludir a su depredador; atraer a su presa; atraer a su polinizador o incluso alejarlo si es necesario, como ocurre con numerosas especies de orquídeas que tras ser polinizadas, emiten unas sustancias similares a las feromonas de las hembras de abejas y avispas tras su cópula (indicando por tanto que no se encuentran receptivas), con el fin de que ningún otro macho pueda “manipular” la arquitectura floral y dañe los embriones que se están desarrollando en el interior del ovario.

Esta es la visión que desde niños nos inculcaron en la escuela. Incluso en la facultad recuerdo mantener debates con profesores del área de Ecología sobre la necesidad de redefinir el término “mimetismo”. Lean la definición que he dado al comienzo de este artículo. ¿No encuentran en ella nada que les haga sospechar que se trata de una definición sesgada? Inténtelo una tercera vez a ver si ahora detectan la inconcreción de la sentencia expuesta.

Puedes leer el artículo completo con sólo ¡crear una cuenta!
o accede si ya tienes una.

Autor Eduardo Bazo Coronilla

Licenciado en Biología. Fue colaborador del grupo de investigación PLACCA (Plantas Acuáticas, Cambio Climático y Aerobiología) en el Dpto. de Biología Vegetal y Ecología de la Facultad de Farmacia (Sevilla). Micófilo


Los artículos de la revista Hidden Nature en formato digital, cuentan con el ISSN 2531-0178. Si quieres participar con tus artículos de divulgación científica en nuestra revista, escríbenos a revista@hidden-nature.com