954 09 75 24    revista@hidden-nature.com

Ronald Ross

Nació en Almora, Nepal, el 13 de mayo de 1857. Su madre Matilde Charlotte Elderton y su padre Sir Ross Campbell Claye, que fue general en el ejército británico. A los ocho años fue enviado a estudiar a Inglaterra. Su interés de muy joven eran las artes, las matemáticas, la literatura y la música, pero su padre lo obligó a estudiar medicina. Aunque no tenía predisposición por la medicina, a los 17 años ingresó a estudiar en el Hospital St. Bartholomew en Londres. Mientras estudiaba asumió el cargo de cirujano en barcos de vapor transatlánticos, posteriormente en 1881 pudo ingresar al servicio médico Indio, donde tuvo citas temporales en Madrás, Burma y en las Islas Andamán. Aunque practicaba la medicina no dejaba a un lado su gusto por la lectura, la pesca y el golf. En esos años escribió su primera novela −The Child of Ocean− que se publicó en 1889, y profundizó en las matemáticas, disciplina que le fascinaba.

En 1888 continuó su vida profesional obteniendo en Londres el diploma en salud pública en el Royal College of Physicians and Surgerons y también estudió bacteriología con Emanuel E. Klein. Durante esta estancia también contrajo matrimonio con Ross Bloxam, con quien tuvo cuatro hijos. En 1889 regresa a la India con su esposa, trayéndose su equipo de microscopía y microbiología para continuar con sus investigaciones. En 1892 comenzó con los estudios de la malaria, pero como todo hombre de ciencia, dudaba de la existencia de los parásitos. Alphonse Laveran un cirujano francés que trabajaba en Argelia, ya había descubierto el parásito de la malaria en 1880 en la sangre de un hombre de artillería de 24 años. 

Ronald Ross

En 1894 Ross regresó a Londres y trabajó con el Dr. Patrick Manson acerca de los mosquitos y sus enfermedades relacionadas, desde ese momento se convirtió en un entusiasta converso a la creencia de que los parásitos de la malaria se encontraban en el torrente sanguíneo. A su regreso a la India en 1895, Ross comenzó su búsqueda para probar la hipótesis de Laveran y Manson de que los mosquitos estaban relacionados con la propagación de la malaria. Aunque tenía un tremendo entusiasmo por su búsqueda, el camino se vio algo complicado, debido a que Ross carecía de conocimiento suficiente en microbiología o microscopía. La comunicación con Manson acerca de sus hallazgos era constante. Pero su trabajo sobre la malaria se vio interrumpido en septiembre de ese mismo año, cuando fue transferido a Bangalore para atender una epidemia de cólera. 

Tras muchas pruebas con mosquitos infectados y observaciones de la sangre de los pacientes contagiados el 20 de agosto de 1897, en Secunderabad, Ross hizo un descubrimiento histórico, encontró el parásito de la malaria mientras diseccionaba el tejido estomacal de un mosquito Anopheles, que cuatro días antes había absorbido sangre de un paciente infectado y probó también de que los mosquitos eran capaces de transmitir los parásitos de la malaria en humanos. Una tarea difícil se venía para Ross ya que no se sabía que, solo las especies del género Anopheles transmitían la malaria, dado que la taxonomía y las descripciones de los mosquitos no estaban completas y no eran muy precisas. Así que le envía a Manson especímenes de mosquitos para su clasificación zoológica. Mientras esperaba la respuesta, Ross había ideado una clasificación taxonómica simple de los mosquitos.

Después de hacer pruebas con aves infectadas, descubrió que los parásitos de la malaria podrían desarrollarse en los mosquitos y pueden transmitirse a las aves sanas por medio de picaduras de mosquitos del género Culex. En 1898 publica esto en Lancet, en la British Medical Association y en el British Medical Journal en 1899. Trabajó doce años en la recién establecida Escuela de Medicina Tropical de Liverpool, ocupó un puesto como profesor de medicina tropical, donde se dedicó a investigar e idear esquemas para combatir la malaria. Ahí Ross continuó investigando más acerca de la enfermedad, así como desarrollando medidas de control de la enfermedad en distintos lugares en el oeste del África, Suez, Grecia, Chipre y Mauricio. 

En 1901 Ross fue elegido miembro del Royal College of Surgeons de Inglaterra y también miembro de la Royal Society, de la que se convirtió en vicepresidente de 1911 a 1913. En 1902 se le concedió el premio Nobel de Fisiología y Medicina por su trabajo de la malaria y sentar las bases para una investigación exitosa sobre esta enfermedad y los métodos para combatirla.

En 1910 recibió un doctorado honoris causa en Estocolmo en la celebración del centenario del Instituto Karolinska y también galardonado por diferentes sociedades académicas.

De 1914 a 1918 Ross atendía a los enfermos de enfermedades tropicales durante la Primera Guerra Mundial, fue enviado a Alejandría durante cuatro meses para investigar un brote de disentería en las tropas de Dardanelos.

En 1926 se abre el Ross Institute and Hospital for Tropical Diseases, como reconocimiento a su trabajo en Putney Heath, Londres, teniendo como objetivo el estudio, prevención y tratamiento de las enfermedades tropicales, fue director hasta su muerte el 16 de septiembre de 1932.

Referencias bibliográficas: 

  • Fresquet, José L. Instituto de Historia de la Ciencia y Documentación (Univ. de Valencia-CSIC). Julio, 2005.
  • Rajakumar, K; Weisse, M (1999). Centennial year of Ronald Ross’ epic discovery of malaria transmission. Southern Med J. 92(6): 567–571.
  • Ross and the Discovery that Mosquitoes Transmit Malaria Parasites │ www.cdc.gov
  • Publicado el
  • martes, 11 febrero, 2020 a las 10:00 por Miguel E. Hernández Vázquez

¡Aviso! Hidden Nature no se hace responsable de la precisión de las noticias publicadas realizadas por colaboradores o instituciones, ni de ninguno de los usos que se le dé a esta información.

Autor Miguel E. Hernández Vázquez

Investigador independiente y fotógrafo de naturaleza, sus estudios se enfocan principalmente en la ecología e historia natural de la herpetofauna del sur de México.


Deja una respuesta

Tu correo no se hará público. Campos obligatorios marcados con *

Sigue la actualidad por correo

¿Conoces nuestra APP?

Disponible para dispositivos iOS y Android