954 09 75 24    revista@hidden-nature.com

Qué se entiende por autismo

El autismo, o trastorno del espectro autista (TEA), es un trastorno del comportamiento típico de la infancia caracterizado por presentar dificultad para desarrollar relaciones sociales normales, dificultad en la capacidad para comunicarse, falta de imaginación y comportamientos repetitivos. No es muy común, pues se presenta en 4 de cada 10.000 niños. Este trastorno incluye lo que se conocía como síndrome de Asperger y el trastorno generalizado del desarrollo no especificado.

El Instituto Nacional de Eunice Kennedy Shriver sobre la Salud Infantil y el Desarrollo Humano expone una serie de “señales de advertencia” para reconocer la posibilidad de que el niño padezca de autismo, y son:

autismo trastorno

En los infantes, el autismo provoca dificultades para comunicarse con otros

  • Capacidad comunicativa atrofiada, siendo incapaz de decir su nombre a los 12 meses, explicar lo que desea, ausencia auditiva intermitente y sensibilidad a los ruidos, etc.
  • Conducta social deficiente, ausencia de respuesta emocional a la sonrisa, preferencia por la soledad e independencia, falta de atención, etc.
  • Conductas esterotipadas como “quedarse estancado” repitiendo la misma acción sin pasar a otra cosa, apego inusual a los juguetes o rutinas, repetición de palabras o frases (ecolalia).

AVISO: Si usted, lector, presenta, o conoce a alguien que presente, alguno de estos síntomas o cree poder presentarlos, consulte con un médico especialista.

Bases biológicas de las causas del autismo

El cerebro de un niño autista presenta alteraciones localizadas en la corteza prefrontal, el tronco del encéfalo y el cerebelo. El autismo es un trastorno del neurodesarrollo, lo que implica la alteración o interrupción de etapas en la maduración del cerebro. Estas etapas de maduración cerebral con susceptibilidad a TEA deben ocurrir durante el periodo prenatal y/o principios del período postnatal, ya que
los síntomas autistas son observables en niños antes de 2 ó 3 años de edad.

La amígdala es una zona cerebral crucial para la percepción y expresión de las emociones. Se define en BioDic como una estructura situada en la superficie inferior del hemisferio cerebeloso, y a uno de los núcleos grises situados en el vértice del lóbulo temporal. Un ganglio basal del sistema límbico sel encéfalo al cual se atribuye el control de la motivación y control de la emoción; tal vez contenga también la memoria del hecho reciente.

Dado que uno de los problemas que más presentan los autistas reside en estas funciones y en su desarrollo social, se ha propuesto que la amígdala pudiese estar alterada en sujetos con TEA. Estudios histopatológicos demostraron que la amígdala en estos niños presenta un mayor número de neuronas pero más pequeñas y menor flujo sanguíneo en la estructura, que podría explicar su déficit funcional.

Hay cierto componente genético. También hay algunos cuadros descritos de madres gestantes que han padecido alguna infección durante la gestación o se han tratado con algún fármaco, que afectan al desarrollo del cerebro, dándose una formación alterada y provocando autismo.

También podría deberse a una disfunción de las neuronas espejo, que se activan en determinadas zonas cuando se realiza una acción o cuando se observa la realización de esa misma acción en otro individuo. Son muy importantes en funciones evolutivas como aprender por otros o acciones sociales como la empatía, permiten sentir lo que siente otro (teoría de la mente). En el autismo, el circuito de las neuronas espejo no funciona adecuadamente.

Tratamientos para el autismo

Se están haciendo muchas investigaciones sobre cómo tratar los síntomas del TEA en los niños o ayudarles a vencer las dificultades del TEA. Sin embargo, para decidir si algo ayuda o no (o si es mejor que alguna otra cosa), los investigadores necesitan evaluar los resultados de muchos estudios y no de uno solo. Es posible que un estudio indique que algo ayudó, mientras que otro indique que no fue así. La información de esta sección describirá cada tipo de tratamiento y lo que han hallado los investigadores al evaluar todos los estudios en conjunto. Algunos planteados por la Agencia para la Investigación y Calidad de la Salud son:

Programas conductuales

La intervención conductual intensiva temprana, la terapia cognitivo-conductual y el entrenamiento en destrezas sociales son tipos de programas conductuales, pudiendo ayudar a los niños con su desarrollo general. Las investigaciones no aclaran del todo si mejoran las destrezas sociales, las destrezas para llevar la vida cotidiana o la intensidad de los síntomas del TEA. La terapia cognitivo-conductual parece reducir la ansiedad en algunos niños mayores con TEA sin retrasos del desarrollo y con destrezas en el razonamiento y lenguaje. Los programas de destrezas sociales pueden ayudar durante periodos breves a los niños de edad escolar que no tienen otros retrasos del desarrollo o el lenguaje.

En general hace falta más investigación al respecto para afirmar que una terapia puede ayudar con certeza o cual es la óptima.

Programas de enseñanza y aprendizaje

Estos programas se ofrecen en escuelas u otros centros de enseñanza. Se concentran en las destrezas de aprendizaje y razonamiento y en métodos para una “vida integral”. Los programas como el Tratamiento y Educación de los niños Autistas y con Problemas de Comunicación utilizan recursos visuales y acomodan el aula de forma que sea más fácil de manejar para un niño con TEA. Otros programas utilizan estrategias de análisis conductual aplicado, como es el refuerzo positivo.

Medicamentos

Las investigaciones indican que medicamentos antipsicóticos pueden ayudar a reducir el sufrimiento emocional, la agresividad, la hiperactividad y la tendencia a autolesionarse.

Según la Food and Drug Administration (Administración de Alimentos y Medicamentos; FDA, por su sigla en inglés) de Estados Unidos, los productos para la quelación que se habían propuesto para actuar contra el autismo, conllevan problemas de seguridad graves. Aun cuando se usen bajo vigilancia médica, estos productos pueden causar daños graves, entre ellos deshidratación, insuficiencia renal y muerte. Las investigaciones no respaldan el uso de la quelación para tratar el TEA.

¿Interesado en saber más? Por aquí dejo los artículos y webs completas que he utilizado, así como otros enlaces de interés:

Autor Víctor Pérez Asuaje

Estudiante de Grado en Biología. CEO de Hidden Nature. Socio del Centro de Investigación y Desarrollo de Recursos Científicos - Bioscripts.

¡Aviso! Hidden Nature no se hace responsable de la precisión de las noticias publicadas realizadas por colaboradores o instituciones, ni de ninguno de los usos que se le dé a esta información.


5 comentarios en “¿Qué es el autismo? Síntomas y tratamiento

Deja una respuesta

Tu correo no se hará público. Campos obligatorios marcados con *

diecisiete + 11 =

Sigue la actualidad por correo

¿Conoces nuestra APP?

Disponible para cualquier dispositivo