954 09 75 24    revista@hidden-nature.com

Actualidad científica Biología Blog Noticias
  • jueves, 15 febrero, 2018 a las 20:00
  • por Víctor Pérez Asuaje

Un estudio de la Estación Biológica de Doñana demuestra que son necesarias una amplia diversidad de especies de abejas para asegurar la polinización y maximizar la producción.

diversidad de especies de abejas en cultivos

Abeja (Bombus griseocollis) polinizando una flor de arándano. Foto: Jason Gibbs

Estudio de la diversidad de especies de abejas

Un estudio con participación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha demostrado que conservar una gran diversidad de especies de abejas es fundamental para asegurar la polinización de los cultivos. El trabajo, publicado en la revista Science, ha medido las especies necesarias para polinizar tres cultivos (sandía, grosella y arándano), a lo largo de más de 50 fincas agrícolas, y ha concluido que, de las 100 especies que encontraron, más de 50 especies eran necesarias para asegurar su polinización.

Ignasi Bartomeus, investigador del CSIC en la Estación Biológica de Doñana, quien ha participado en este estudio, liderado por la doctora Rachael Winfree, de la Universidad de Rutgers (Estados Unidos), afirma que:

“Las abejas, de las que hay más de 20.000 especies (el doble que las de pájaros, por ejemplo), tienen un papel clave para el ecosistema y para nosotros, ya que median la polinización de las plantas con flor, incluyendo la producción de las frutas y verduras que nos comemos”

biodiversidad de especies de abejas para la miel

El uso de abejas como polinizadores en cultivos es frecuente desde el origen de la agricultura.

Importancia de las abejas en la polinización

Una solución clásica en agricultura para asegurarse la polinización de los cultivos es usar colonias de abeja de la miel (Apis mellifera). Pero esta por sí sola no puede asegurar la buena polinización de los cultivos y necesita de la acción conjunta de abejas silvestres para maximizar la producción. Estas abejas suelen ser solitarias (no forman colonias), y son vitales para el buen funcionamiento del ecosistema. Pero hasta ahora se ignoraba cuántas especies eran necesarias para asegurar la polinización y maximizar la producción.

El uso de abejas como polinizadores en cultivos es frecuente desde el origen de la agricultura y en las últimas décadas se le ha dado un uso intensivo enfocado a la fabricación de miel y al aumento del rendimiento de la producción agrícola. De hecho, las especies manejadas suelen competir con las autóctonas, ya que estas últimas no acuden a las plantas visitadas por las melíferas. La explicación a esta necesidad de conservar una gran diversidad de especies de abejas para mantener la producción agrícola la explica Bartomeus:

“En una finca determinada, necesitamos solo unas cuantas especies de abejas, pero estas no son las mismas que en la finca vecina. Esto hace que cuando consideras paisajes agrícolas de forma integrada, necesitas conservar a muchas especies de abejas. (…) Cada especie juega su papel en los ecosistemas, y la única manera de asegurar su buen funcionamiento es protegerlas todas”

Si te ha gustado este artículo, podrían interesarte alguna de las siguientes opciones:

 

Compartir

Notas   [ + ]

1. Rachael Winfree, James R. Reilly, Ignasi Bartomeus, Daniel P. Cariveau, Neal M. Williams, Jason Gibbs. Species turnover promotes the importance of bee diversity for crop pollination at regional scales. Science. DOI: 10.1126/science.aao2117

¡Aviso! Hidden Nature no se hace responsable de la precisión de las noticias publicadas realizadas por colaboradores o instituciones, ni de ninguno de los usos que se le dé a esta información.

Autor Víctor Pérez Asuaje

Estudiante de Grado en Biología. CEO de Hidden Nature. Socio del Centro de Investigación y Desarrollo de Recursos Científicos - Bioscripts.


Deja una respuesta

Tu correo no se hará público. Campos obligatorios marcados con *

Sigue la actualidad por correo

¿Conoces nuestra APP?

Disponible para dispositivos iOS y Android