954 09 75 24    revista@hidden-nature.com

Actualidad científica Blog Medicina
  • viernes, 17 enero, 2020 a las 11:00
  • por Eduardo Bazo Coronilla

Llega el frío y, con él, se resienten nuestras vías respiratorias. Comienza la temporada de gripe y catarro común (o resfriado), afecciones que a menudo se confunden. Aunque no lo parezca, son fenómenos diferentes. Y sí, ambos están causados por virus.

Como decía, tanto la gripe como el catarro (o resfriado) están provocados por virus, pero de diferentes “tipo”. La gripe o “influenza” está causado principalmente por el virus H1N1, el cual tiene la particularidad de modificar las proteínas de su cápsida cada cierto tiempo (y de ahí que las vacunas frente la gripe se administren cada año). Estas “modificaciones” ocasionan que los síntomas sean más o menos notables según el año, dando lugar a que leamos en la prensa titulares como “La gripe de este año es la más virulenta de la última década”. Por contra, el resfriado o catarro común es provocado por Rinovirus o Coronavirus. A diferencia de la gripe, el catarro o resfriado es un proceso más común y se puede “pillar” varias veces al año.

¿Resfriado o gripe? ¿Cómo diferenciarlos?

¿Resfriado o gripe? ¿Cómo diferenciarlos?

¿Cómo puede diferenciar si usted ha contraído una gripe o un catarro? Bien es cierto que aunque los síntomas son similares y pueden confundirse, para el caso de la gripe son más intensos y debilitantes, cursando con fiebre alta durante varios días, a la que se le añaden escalofríos y dolores musculares. Además, a diferencia del catarro, cuya aparición es progresiva y de corta duración, la gripe se manifiesta de manera súbita, presentando una duración de entre una semana y diez días.

No se apure, que usted confunda ambos términos es debido en buena medida al hecho de que ambas enfermedades cursan con congestión nasal, aumento de la mucosidad, estornudos, dolor de cabeza y garganta y pérdida del apetito. A esto se suma que el tratamiento básico para combatir ambas dolencias es similar (salvo en el caso en que se presente fiebre alta durante varios días consecutivos, en cuyo caso, deberá acudir a su médico): administración de analgésicos o antipiréticos, como el paracetamol; antitusivos o descongestionantes que mejoran la sintomatología; descanso y tomar líquido abundante (junto con un expectorante o mucolítico, si fuese necesario, para eliminar la mucosidad). Es importante recalcar que de nada sirve tomar antibióticos, ya que estos medicamentos tratan enfermedades ocasionadas por bacterias y tanto el resfriado como la gripe, tal y como acabamos de ver, están provocados por virus.

Con estas sencillas pautas, confío en que jamás vuelva a confundir una gripe con un resfriado. ¡Cuídense!

Referencias bibliográficas

  • Principios de Virología Molecular, de Alan J. Cann. Ed. Acribia.
  • Virología Humana y Veterinaria, de Raquel Siqueria de Queiroz. Ed. Thieme Revinter.
Compartir

¡Aviso! Hidden Nature no se hace responsable de la precisión de las noticias publicadas realizadas por colaboradores o instituciones, ni de ninguno de los usos que se le dé a esta información.

Autor Eduardo Bazo Coronilla

Licenciado en Biología. Fue colaborador del grupo de investigación PLACCA (Plantas Acuáticas, Cambio Climático y Aerobiología) en el Dpto. de Biología Vegetal y Ecología de la Facultad de Farmacia (Sevilla). Micófilo


Un comentario en “¿Resfriado o gripe? ¿Cómo diferenciarlos?

Deja una respuesta

Tu correo no se hará público. Campos obligatorios marcados con *

Sigue la actualidad por correo

¿Conoces nuestra APP?

Disponible para dispositivos iOS y Android