954 09 75 24    revista@hidden-nature.com

Biodiversidad invisible

Biodiversidad invisible

Crecimiento en cultivos de bacterias y otra microbiota intestinal.

Crecimiento en cultivos de bacterias y otra microbiota intestinal.

¿Realmente nos conocemos? ¿Somos conscientes de lo que albergamos? Nuestro cuerpo no podría bastarse por sí mismo para garantizar nuestra supervivencia, sino que depende del contacto e interacción continua con otros microorganismos en beneficio mutuo. A esto se le acuña el término de relaciones simbióticas.

Se estima que una “persona de referencia” (entre 20-30 años, con un peso de 70 kilogramos y 170 centímetros de altura) se compone de 30 billones de células, acompañado a su vez por 39 millones de bacterias que equivalen, como valor medio, a 2 kilogramos del peso corporal de éste.

Cabe aclarar que dichas cantidades de bacterias no están presentes en todos los tejidos del cuerpo y su presencia queda por tanto reducida a zonas como la piel y las mucosas del ojo, oído externo, tracto respiratorio superior (boca, nariz, nasofaringe, etc.), tracto digestivo (esófago , estómago e intestino) y parte del tracto genitourinario externo. Su localización determinada se debe a poseer órganos axénicos tales como los riñones, pulmones, corazón, hígado, páncreas etc., donde no puede hallarse ningún tipo de microorganismo por riesgo de infección, lo que afectaría notablemente a la salud del individuo y podría llegar a ocasionar la muerte.

Puedes leer el artículo completo con sólo ¡crear una cuenta!
o accede si ya tienes una.

Autor Carlos Jesús Pérez Márquez

Estudiante de Grado en Biología. Apasionado de la microbiología y lo que no está al alcance de nuestra vista. Todo ello combinado con vida diaria saludable y guiada por la música.


Los artículos de la revista Hidden Nature en formato digital, cuentan con el ISSN 2531-0178. Si quieres participar con tus artículos de divulgación científica en nuestra revista, escríbenos a revista@hidden-nature.com