954 09 75 24    revista@hidden-nature.com

#PreguntasHN: ¿Por qué tengo los ojos verdes y mis padres marrones?

#PreguntasHN: ¿Por qué tengo los ojos verdes y mis padres marrones?

Es común querer adivinar de dónde vienen tus rasgos o los de otras personas basándonos en la apariencia de los padres. Y aunque hay algunos caracteres extremadamente fáciles de adivinar sólo por la apariencia, hay otros que requieren un poco de conocimiento de genética.

Lo primero que hay que saber es que hay genes o caracteres que predominan sobre otros, de modo que cuando entre los parentales se encuentra alguno que domine sobre otro, el mismo aparecerá con mayor frecuencia en su descendencia. Un buen ejemplo de esto es el caso del color de los ojos.

Con dos padres de ojos marrones, ¿por qué tendría su descendiente ojos verdes?

La solución se encuentra en sus genes. Los ojos marrones no son más que el producto de la información que tienen en sus cromosomas. Cada gen está compuesto de dos alelos1 que, en conjunto, configuran la apariencia del individuo.

Llamaremos al gen marrón “M” y al gen verde “v”. Si tenemos dos alelos marrones, MM, nuestros ojos serán marrones, y si tenemos dos verdes “vv” nuestros ojos serán verdes.

Pero, ¿Qué pasa cuando tenemos uno marrón y uno verde (“Mv”)?

Entra en juego la predominancia que comentábamos antes. Al ser el marrón predominante, el alelo verde se verá eclipsado por éste mostrando ojos marrones, por tanto, podríamos decir que el gen verde permanece oculto entre nuestro genes. Así pues, la solución sería que  ambos padres tenían ojos marrones pero con un alelo de cada gen (“Mv”).

Notas   [ + ]

1. Alelo: Son cada una de las formas en las que podemos encontrar a un gen. En este problema en concreto había dos, uno marrón y otro verde, pero en la realidad, el gen que se encarga del color a los ojos tiene otros, como el alelo que determina el color azul.
Puedes leer el artículo completo con sólo ¡crear una cuenta! o accede si ya tienes una. ¿Y si te gustan los artículos de nuestra revista y no quieres tener restricciones? Entonces te animamos a sumarte a uno de nuestros planes y acceder así a contenido ampliado. ¡Mira abajo los planes de suscripción!

Autor Víctor Pérez Asuaje

Estudiante de Grado en Biología. CEO de Hidden Nature. Socio del Centro de Investigación y Desarrollo de Recursos Científicos - Bioscripts.


¿Quieres leer más?

¿Te han gustado los artículos de nuestra revista y quieres verlos todos? Entonces te animamos a sumarte a uno de nuestros planes y acceder así a contenido ampliado. Desde tan sólo 4€ al año ya desbloquearás todo el contenido de la revista, por lo que, ¡únete a nuestra comunidad y disfruta de todo el material que te ofrecemos!

Nivel 1
primer año
0.95€
Plan APP
Accede a contenido extra digital en nuestra web.

Pago seguro

Nivel 2
al año
6€
Recoge tu revista
Acceso a contenido digital y reserva de revista.

Pago seguro

Nivel 3
al año
12€
Te enviamos la revista
Acceso a contenido digital y te enviamos la revista a tu domicilio.

Pago seguro

Si no te ha convencido, seguimos ofreciéndote entrar a ver más contenido gratuito en nuestro Blog o de nuestro Canal de Youtube.


Sin duda alguna, los fásmidos son los reyes del camuflaje.

« Artículo anterior
No todo es lo que parece
Por Álvaro Pérez Gómez

Autographa gamma

Artículo siguiente »
El museo en casa
Por Francisco Gálvez Prada

Los artículos de la revista Hidden Nature en formato digital, cuentan con el ISSN 2531-0178. Si quieres participar con tus artículos de divulgación científica en nuestra revista, escríbenos a revista@hidden-nature.com