954 09 75 24    revista@hidden-nature.com

La contaminación por metales pesados también llega a las aves

La contaminación por metales pesados también llega a las aves

Podríamos definir a los metales pesados como aquellos elementos químicos de naturaleza metálica que tienen un peso molecular alto o un número atómico por encima de veinte. Algunos ejemplos son el cobre, cadmio, mercurio, níquel o plomo. Aunque los metales pesados son un constituyente elemental del ambiente (forman parte, por ejemplo, del suelo) y llevan a cabo funciones esenciales en los organismos, en altas concentraciones resultan muy perjudiciales para los seres vivos. Actualmente, la contaminación por metales pesados supone un gran problema ambiental para muchos ecosistemas terrestres, sobre todo agrícolas. Esta contaminación puede provenir de varias fuentes, tanto naturales como antrópicas, pero, en general, se suele producir por procesos industriales como la purificación de metales o el smelting de cobre. Una vez depositados en el suelo, los metales pesados, a diferencia de los contaminantes orgánicos, son muy difíciles de eliminar: no decaen, permanecen en el suelo durante grandes periodos de tiempo y son arrastrados por afluentes o ríos hacia el mar, acumulándose en estuarios o deltas. Uno de los mayores problemas de la contaminación por metales pesados es la bioacumulación y biomagnificación, es decir, acumulación de metales pesados en los organismos y propagación de la concentración de metales pesados a lo largo de la cadena trófica, respectivamente. A esto hay que sumarle los numerosos efectos perjudiciales que tienen los metales pesados en los organismos. Como las plantas conforman el primer eslabón de la cadena trófica en la inmensa mayoría de ecosistemas terrestres (son los productores primarios), son ellas las que más sufren la toxicidad por metales pesados. En las plantas, una vez absorbidos a través de la raíz, los metales alteran la actividad de varias de sus enzimas, modifican la estructura de la pared celular de sus células, reducen su crecimiento, provocan necrosis en las hojas y, en última instancia, pueden inducir senescencia.

Fotografía de un herrerillo común (Cyanistes caeruleus), una de las especies donde se ha estudiado el papel de los metales pesados sobre el sistema antioxidante. Fuente: George Hodan, CC0 Public Domain.

Fotografía de un herrerillo común (Cyanistes caeruleus), una de las especies donde se ha estudiado el papel de los metales pesados sobre el sistema antioxidante. Fuente: George Hodan, CC0 Public Domain.

Este artículo se muestra completo a suscriptores ¿Te gustan los artículos de nuestra revista y quieres leerlos completos? Entonces te animamos a sumarte a uno de nuestros planes y acceder así a contenido ampliado. ¡Mira abajo los planes de suscripción!

Autor Jorge Garrido Bautista

Investigador predoctoral en el grupo de investigación Evolutionary Ecology of Mediterranean Fauna de la Universidad de Granada. Creador del proyecto de divulgación científica El Pulgar del Panda. Socio y colaborador en Hablando de Ciencia y Mustela CEM.


¿Quieres leer más?

¿Te han gustado los artículos de nuestra revista y quieres verlos todos? Entonces te animamos a sumarte a uno de nuestros planes y acceder así a contenido ampliado. Desde tan sólo 4€ al año ya desbloquearás todo el contenido de la revista, por lo que, ¡únete a nuestra comunidad y disfruta de todo el material que te ofrecemos!

Nivel 1
al año
4€
Plan APP
Accede a contenido extra digital en nuestra web.

Pago seguro

Nivel 2
al año
6€
Recoge tu revista
Acceso a contenido digital y reserva de revista.

Pago seguro

Nivel 3
al año
12€
Te enviamos la revista
Acceso a contenido digital y te enviamos la revista a tu domicilio.

Pago seguro

Si no te ha convencido, seguimos ofreciéndote entrar a ver más contenido gratuito en nuestro Blog o de nuestro Canal de Youtube.


« Artículo anterior
Efecto del confinamiento por COVID-19 en el medio ambiente
Por Laura Manzanares Alaminos

Los artículos de la revista Hidden Nature en formato digital, cuentan con el ISSN 2531-0178. Si quieres participar con tus artículos de divulgación científica en nuestra revista, escríbenos a revista@hidden-nature.com