954 09 75 24    revista@hidden-nature.com

Por qué el problema de los transgénicos es nuestro, y no de los transgénicos

Por qué el problema de los transgénicos es nuestro, y no de los transgénicos

A día de hoy, el debate en primera línea sobre si “está bien” o “está mal” generar organismos modificados genéticamente se ha enfriado un poco respecto a hace unos años, pero todavía sigue despertando muchas tensiones. Es, de hecho, una responsabilidad bastante grande la que tenemos como científicos, investigadores, divulgadores científicos, docentes… cuando nos ponemos a debatir, que no a discutir, sobre ellos, porque no es tan fácil como situarse a favor o en contra.

Para hacer una exposición lo más somera posible al respecto, vamos a partir de las definiciones y sus detalles, que es donde se esconde lo realmente interesante del tema. La Organización No Gubernamental Greenpeace, máximo exponente reconocido en su oposición a los transgénicos u organismos modificados genéticamente, los define como seres vivos creados artificialmente, por manipulación de sus genes. Además, añade que esta rama de la biotecnología permite franquear barreras interespecíficas para construir organismos que no podrían ocurrir en la naturaleza. Y la primera objeción que se le puede hacer a esta definición es que transgénico y organismo modificado genéticamente (OMG) no son realmente lo mismo. La connotación perniciosa que esta definición de “artificial”, “antinatural” incluso, nace de la idea de que el ser humano post-industrial está separándose cada vez más de lo que llamamos “Naturaleza” y que desde el descubrimiento de las herramientas de edición genética estamos construyendo especies completamente distintas a las que se formaron en el medio silvestre. Sin embargo, esto es un error de base: desde el Neolítico, nada de lo que rodea a los seres humanos, ninguna especie domesticada, es su versión silvestre. Ningún cereal, ninguna fruta u hortaliza ni ningún animal sobre el que realizamos ganadería o tenemos como mascota es “prístino”. Absolutamente todos han sufrido enormes presiones selectivas que han cambiado su genética de una forma abrumadora hasta convertirlos en, efectivamente, organismos modificados genéticamente. Ojo: no transgénicos. Y aquí está quizás la primera dicotomía importante: la modificación genética de las especies que conviven con nosotros se ha realizado desde que los humanos seleccionamos las especies con las que convivimos y malamente explotamos, La diferencia reside en que el método antiguo es elegir individuos basándonos en su aspecto externo para cruzarlos e intervenir indirectamente en sus genes (que no conocemos) y en la actualidad ha aparecido la técnica inversa, tocar sus genes para conseguir un efecto en el aspecto externo. Antes nos fijábamos en el fenotipo para cambiar el genotipo y ahora, además, se puede conocer el genotipo y probar a cambiarlo para alterar el fenotipo.

Este artículo se muestra completo a suscriptores ¿Te gustan los artículos de nuestra revista y quieres leerlos completos? Entonces te animamos a sumarte a uno de nuestros planes y acceder así a contenido ampliado. ¡Mira abajo los planes de suscripción!

Autor Juan Encina Santiso

Profesor de ciencias, graduado en Biología por la Universidad de Coruña y Máster en Profesorado de Educación Secundaria por la Universidad Pablo de Olavide. Colabora en proyectos de divulgación científica desde 2013 como redactor, editor, animador de talleres para estudiantes y ponente. Actualmente, estudia Psicología por la UNED.


¿Quieres leer más?

¿Te han gustado los artículos de nuestra revista y quieres verlos todos? Entonces te animamos a sumarte a uno de nuestros planes y acceder así a contenido ampliado. Desde tan sólo 4€ al año ya desbloquearás todo el contenido de la revista, por lo que, ¡únete a nuestra comunidad y disfruta de todo el material que te ofrecemos!

Nivel 1
al año
4€
Plan APP
Accede a contenido extra digital en nuestra web.

Pago seguro

Nivel 2
al año
6€
Recoge tu revista
Acceso a contenido digital y reserva de revista.

Pago seguro

Nivel 3
al año
12€
Te enviamos la revista
Acceso a contenido digital y te enviamos la revista a tu domicilio.

Pago seguro

Si no te ha convencido, seguimos ofreciéndote entrar a ver más contenido gratuito en nuestro Blog o de nuestro Canal de Youtube.


« Artículo anterior
Número 12
Por Hidden Nature

Los artículos de la revista Hidden Nature en formato digital, cuentan con el ISSN 2531-0178. Si quieres participar con tus artículos de divulgación científica en nuestra revista, escríbenos a revista@hidden-nature.com