954 09 75 24    revista@hidden-nature.com

Congo y el expresionismo abstracto

Congo y el expresionismo abstracto

Antes de que comiences a leer este artículo quiero que observes los dos cuadros que se representan en la figura 1. Ambos pertenecen al movimiento artístico denominado expresionismo abstracto. El de la izquierda, titulado Rock bottom, fue pintado por la artista Joan Mitchell en 1960. El de la derecha fue pintado en 1957 por el chimpancé Congo y su título… bueno, no quiso ponerle uno, así que podríamos denominarlo Untitled. Y sí, has leído bien: fue pintado por un chimpancé. El punto importante aquí es ver si ambos cuadros consiguieron transmitirte alguna emoción: placer, asombro, shock, lo que sea. Si fue así, perfecto, ya puedes decir que el arte no es una cualidad exclusiva de nuestra especie. De hecho, aunque hay muchos artistas, filósofos y otros eruditos que parecen negarse aún a que otros primates puedan expresarse a través del arte (si se les dispone de los medios adecuados, como un lienzo y una paleta de colores), cada vez más personas, sobre todo primatólogos y biólogos evolutivos, están convencidos de que el arte, entendido en su versión más primigenia, puede tener unas raíces muy profundas en nuestro linaje.

Congo fue un chimpancé del Zoológico de Londres adoptado y cuidado por el etólogo y pintor surrealista Desmond Morris. Nació en 1954, pero no fue hasta 1957 cuando alcanzó la fama con sus cuadros expresionistas. Que un chimpancé pintara cuadros no era algo novedoso para la época, de hecho a principios del siglo XX ya existían casos de chimpancés artistas en la Unión Soviética y Estados Unidos. Pero Congo fue diferente: sus cuadros llegaron a exponerse en lugares tan prestigiosos como el Instituto de Artes Contemporáneas de Londres, y algunos acabaron vendiéndose por un valor de más de 14.000 libras esterlinas en el Bonhams de Londres años después. Y no solo eso, algunos de sus cuadros fueron comprados por artistas y científicos tan reconocidos como Pablo Picasso, Joan Miró o Julian Huxley. ¿Cómo consiguió Congo alcanzar esa fama internacional? Según los expertos, tres hechos jugaron un papel clave: (1) simultaneidad temporal del auge del expresionismo abstracto con la vida artística de Congo, además de la semejanza de los cuadros expresionistas con los pintados por Congo, (2) difusión de sus obras al gran público gracias al show televisivo Zoo Time presentado por el propio Desmond Morris; y (3) difusión al público especializado gracias a los estudios científicos de Morris con Congo sobre la “biología del arte”, o estudio de los fundamentos biológicos del arte. Podríamos decir que Congo vivió en el lugar indicado en el momento indicado.

A la izquierda, cuadro titulado Rock bottom de Joan Mitchell pintado en 1960 (autora: Joan Mitchell; licencia Creative Commons Zero). A la derecha, cuadro pintado por el chimpancé Congo en su octava sesión el 17 de junio de 1957 (Dominio Público; las obras de los animales no humanos no tienen copyright).

A la izquierda, cuadro titulado Rock bottom de Joan Mitchell pintado en 1960 (autora: Joan Mitchell; licencia Creative Commons Zero). A la derecha, cuadro pintado por el chimpancé Congo en su octava sesión el 17 de junio de 1957 (Dominio Público; las obras de los animales no humanos no tienen copyright).

Puedes leer el artículo completo con sólo ¡crear una cuenta!
o accede si ya tienes una.

Autor Jorge Garrido Bautista

Investigador predoctoral en el grupo de investigación Evolutionary Ecology of Mediterranean Fauna de la Universidad de Granada. Creador del proyecto de divulgación científica El Pulgar del Panda. Socio y colaborador en Hablando de Ciencia y Mustela CEM.


Los artículos de la revista Hidden Nature en formato digital, cuentan con el ISSN 2531-0178. Si quieres participar con tus artículos de divulgación científica en nuestra revista, escríbenos a revista@hidden-nature.com