954 09 75 24    revista@hidden-nature.com

Investigación en cognición canina

Investigación en cognición canina

Llamamos cognición al conjunto de procesos mentales que permiten la adquisición de información, su posterior valoración, almacenamiento y transformación en conocimiento o comprensión, y su utilización para la resolución de los problemas que plantea el entorno, para poder sobrevivir.

Dentro del estudio de la cognición animal, el perro resulta un modelo de estudio especialmente interesante, incluso si hasta hace relativamente poco tiempo, algo más de dos décadas, se había descartado, al considerarla una especie “artificial” (fruto de un proceso de domesticación). Todo cambió cuando, a finales de la década de los 90, comenzaron a realizarse estudios sobre la capacidad canina de atender e interpretar señales comunicativas humanas. Desde entonces, el estudio de la cognición canina ha sido un campo en constante crecimiento.

Algo que tiene lógica, no sólo por el impacto de esta especie en nuestra sociedad, para lo bueno y para lo malo, sino por varios otros motivos:

  • Los perros pueden ser un buen ejemplo de una evolución socio-cognitiva rápida dirigida por la domesticación: por experimentos realizados en Rusia con zorros plateados, sabemos que sólo hacen falta unas pocas generaciones dirigidas por la selección artificial, para producir cambios de conducta, hormonales y en la apariencia. De esta manera, se valora que la domesticación haya podido potenciar determinadas habilidades cognitivas para que los perros puedan adaptarse al ambiente humano.
  • Son una especie tan sociable como la nuestra, que vive, como decimos, en nuestro mismo entorno. Eso ofrece muchas posibilidades para ayudarnos a comprender mejor cómo somos, así como qué posibilidades de evolución convergente han podido darse.
  • Son, probablemente, el mejor candidato para estudiar la comunicación inter-especie, ya que este es un fenómeno que sucede de forma cotidiana entre humanos y caninos, mientras que es poco frecuente en el medio natural, y también poco habitual entre el hombre y las otras especies domésticas.
  • Permiten ser comparados con su ancestro salvaje, el lobo, pero también con otras especies domésticas. Resultan, además, a nivel práctico, “sujetos fáciles” para participar en estudios sobre la cognición, dada su buena disposición para cooperar con las personas, su adaptabilidad a situaciones nuevas, y la facilidad para motivarlos para participar (cosas que, con otras especies, como el gato, pueden resultar más difíciles). Además, la enorme variabilidad que proporcionan las distintas razas de perro, permite estudiar mejor las diferencias individuales en la cognición.
  • Por último, serían la especie más adecuada para los estudios de resonancia magnética funcional (fMRI, por sus siglas en inglés): en diversos laboratorios del mundo, numerosos perros han sido entrenados para permanecer quietos y tranquilos en aparatos de resonancia magnética. Otras especies utilizadas, como los roedores, suelen requerir una sujeción importante con el consiguiente estrés asociado. La resonancia magnética funcional nos permite ver qué zonas del cerebro se activan en determinadas situaciones, y resulta una de las escasas oportunidades para observar la conducta “por dentro”, en tiempo real. Además, la resonancia magnética funcional permite comparar la actividad cerebral entre distintas especies, en respuesta a los mismos estímulos.
Momento del entrenamiento para que un perro se sienta confortable en el aparato de resonancia. Foto: Eniko Kubinyi (Cortesía de la Universidad Eötvös Loránd en Budapest)

Momento del entrenamiento para que un perro se sienta confortable en el aparato de resonancia. Foto: Eniko Kubinyi (Cortesía de la Universidad Eötvös Loránd en Budapest)

Puedes leer el artículo completo con sólo ¡crear una cuenta! o accede si ya tienes una. ¿Y si te gustan los artículos de nuestra revista y no quieres tener restricciones? Entonces te animamos a sumarte a uno de nuestros planes y acceder así a contenido ampliado. ¡Mira abajo los planes de suscripción!

Autor Silvia de la Vega

Veterinaria etóloga. Una de los 15 acreditados españoles por AVEPA en Medicina del Comportamiento.


¿Quieres leer más?

¿Te han gustado los artículos de nuestra revista y quieres verlos todos? Entonces te animamos a sumarte a uno de nuestros planes y acceder así a contenido ampliado. Desde tan sólo 4€ al año ya desbloquearás todo el contenido de la revista, por lo que, ¡únete a nuestra comunidad y disfruta de todo el material que te ofrecemos!

Nivel 1
al año
4€
Plan APP
Accede a contenido extra digital en nuestra web.

Pago seguro

Nivel 2
al año
6€
Recoge tu revista
Acceso a contenido digital y reserva de revista.

Pago seguro

Nivel 3
al año
12€
Te enviamos la revista
Acceso a contenido digital y te enviamos la revista a tu domicilio.

Pago seguro

Si no te ha convencido, seguimos ofreciéndote entrar a ver más contenido gratuito en nuestro Blog o de nuestro Canal de Youtube.


« Artículo anterior
Comportamiento deimático
Por Miguel E. Hernández Vázquez

Bibliografía

Artículo siguiente »
Bibliografía
Por Hidden Nature

Los artículos de la revista Hidden Nature en formato digital, cuentan con el ISSN 2531-0178. Si quieres participar con tus artículos de divulgación científica en nuestra revista, escríbenos a revista@hidden-nature.com