954 09 75 24    revista@hidden-nature.com

Una explosión de colores

Una explosión de colores

Es curioso cómo a lo largo del tiempo las especies han ido evolucionando y se han ido adaptando al ambiente en el que viven. Dependiendo, entre muchas variables, del ecosistema en el que se encuentren. De esta forma, si comparamos un oso polar, nacido en el Ártico, con un ave de la selva tropical, que vive en un paisaje lleno de tonalidades vivas como el verde de las plantas, encontramos muchas diferencias entre las diversas formas de adaptación de ambos animales. Si ahora pensamos en especies del mismo taxón, por ejemplo, los insectos, y nos fijamos en un orden concreto, como el de los Coleópteros, vemos que también hay mucha diversidad entre cada una de las especies. El escarabajo rinoceronte europeo (Oryctes nasicornis) posee un gran cuerno y colores marrones oscuros; el escarabajo de la menta (Chrysolina herbacea) un color verde metálico y es de menor tamaño. Aunque ambos se aproximen dentro de la taxonomía, a nivel morfológico la diferencia es abismal.

El pulpo rojo del Pacífico Oriental (Octopus rubescens) presenta una coloración roja; sin embargo, dependiendo de las necesidades que tenga para enfrentarse al medio, puede cambiar a tonos como amarillos, marrones o blancos. En algunas ocasiones incluso es capaz de cambiar la textura de la piel

El pulpo rojo del Pacífico Oriental (Octopus rubescens) presenta una coloración roja; sin embargo, dependiendo de las necesidades que tenga para enfrentarse al medio, puede cambiar a tonos como amarillos, marrones o blancos. En algunas ocasiones incluso es capaz de cambiar la textura de la piel

Los colores, las formas, las texturas, etc., han sido producto de la evolución, pues viendo todo lo que tenemos a nuestro alrededor, ¿cómo no vamos a pensar que la naturaleza es arte? Aquí está la clave que nos explica cómo sin necesidad de pinceles ni brochas los seres vivos son una de las mayores obras de arte que tenemos en el mundo. No podemos olvidar que el arte es una extensión del humano, o tal vez al revés. El paisaje va cambiando con el tiempo, al igual que lo hacen las etapas a lo largo de la historia conforme cambian nuestros gustos en este ámbito. Sin embargo, los seres vivos no siguen principios estéticos, sino adaptaciones que en algunos casos, fueron seleccionadas por darle una ventaja evolutiva en los medios en los que vivían. Prueba de esto encontramos un fenómeno muy común en la naturaleza, pero a la vez muy eficaz: el camuflaje.

Puedes leer el artículo completo con sólo ¡crear una cuenta!
o accede si ya tienes una.

Autor Laura Manzanares Alaminos

Estudiante del grado en Biología por la Universidad de Sevilla.


Los artículos de la revista Hidden Nature en formato digital, cuentan con el ISSN 2531-0178. Si quieres participar con tus artículos de divulgación científica en nuestra revista, escríbenos a revista@hidden-nature.com