954 09 75 24    revista@hidden-nature.com

La botánica del pueblo

La botánica del pueblo

Buena parte de los progresos de la ciencia y la tecnología tienen su génesis en la sabiduría popular, un método basado en observaciones y en experiencias de simples ensayos y errores. El conocimiento de las plantas no es una excepción sino, más por la necesidad que por el azar, el ser humano desde el origen del intelecto centraría ya la curiosidad sobre las relaciones de los vegetales con su medio, con los ritmos circadianos o con las interacciones con las especies animales, y en especial con la propia, diferenciando desde una cuantas útiles a las más indiferentes. En cada civilización, tribu o etnia se han prodigado el uso de plantas como materiales, bioindicadores, víveres, venenos o fármacos, con sistemáticas y nomenclaturas particularizadas en cada lugar, de la que bebieron desde Teofrasto hasta Mutis, pasando por Columela, Ibn Al-Baytar o Laguna. La confusión de denominaciones, tras la expansión de esos conocimientos gracias a la imprenta, condujo a la necesidad de un juego nemotécnico que globalizara la designación de las especies. La trascendente aportación de Linneo, además de una obvia sistemática artificial, sería la propuesta de denominarlas con un binomio en latín, un sustantivo para el género seguido de un adjetivo específico.

Puedes leer el artículo completo con sólo ¡crear una cuenta!
o accede si ya tienes una.

Autor Ángel Enrique Salvo Tierra

Licenciado en Ciencias por la Universidad de Granada. Profesor Titular de la Universidad de Málaga.


Los artículos de la revista Hidden Nature en formato digital, cuentan con el ISSN 2531-0178. Si quieres participar con tus artículos de divulgación científica en nuestra revista, escríbenos a revista@hidden-nature.com