954 09 75 24    revista@hidden-nature.com

Estrategias geopolíticas chinas frente al cambio climático

Estrategias geopolíticas chinas frente al cambio climático

Desde luego, el cambio climático se nos presenta como un futuro desalentador. El bombardeo mediático de aleatorias distopías está activo desde hace ya un par de décadas para advertir de la próxima realidad. Pero, verdaderamente, ¿qué se está haciendo para frenarlo? ¿Cuáles son las amenazas que merecen ser aplacadas por las élites internacionales?  Se avecina un nuevo tablero de juego, con reglas y fichas novedosas para la geopolítica. Por ello, los esfuerzos económicos de los más estrategas van destinados a que, pase lo que pase, tengan las “mejores escobas” para “barrer” para casa. Bajo esta lógica, se coloca uno de los países candidatos a liderar la hegemonía mundial, hablamos de China.

Ésta se encuentra en uno de los puntos más vulnerables de impacto del cambio climático. En muchas listas que estiman cuáles serán las ciudades más afectadas por el cambio climático, suelen aparecer grandes ejes económicos chinos como Shangai, Zhanjiang, Shenzen o Guangzhou. Todas situadas en la Península de Leizhou, zona con una gran importancia industrial y portuaria. Todo este centro de desarrollo del país se ve altamente amenazado por las subidas del nivel del mar, que ya en el año 2.008 se cobraron 602 kilómetros de tierra por la erosión costera. A la vez que puede ser uno de los territorios más afectados, también es uno de los más responsables de esta amenaza, pues desde los 70 ha alcanzado en muchos años los mayores picos de emisiones de CO2 del planeta.  Por otra parte, la Península de Leizhou se verá amenazada por tormentas y huracanes debido en cierta medida  a la desaparición de los manglares de la costa meridional, (que funcionan como escudo absorbiendo el 80% de la energía del oleaje) fruto tanto del cambio climático como de la sobreexplotación de estos ecosistemas en los cultivos de camarones.

Por otro lado,  la industria agroalimentaria también se verá afectada debido al incremento de temperaturas, suponiendo una pérdida de la producción de arroz del 11,3% para 2.050,  acompañada de una bajada de la calorías disponibles per cápita en el país. Sumado a esto, el deshielo de los glaciares asiáticos afectará a muchos ríos del continente, entre ellos el Indo, cuya cuenca china corresponde a los territorios de Tíbet, una de las zonas más pobres de la República Popular. El desabastecimiento de agua que podría ocasionar el deshielo de estos glaciares por una subida de 1.5ºC, (cifra reto propuesta por el Acuerdo de París) acarrearía graves consecuencias en cultivos, en presas hidroeléctricas y en la disponibilidad de agua potable. Dicho desabastecimiento provocaría una pérdida masiva de cultivos (el arroz, de hecho, necesita zonas de tierra inundadas para su crecimiento), suponiendo grandes pérdidas económicas a las compañías hidroeléctricas al “dejar secos” los embalses y disminuyendo la cantidad de agua potable disponible para la población.

Se prevé que esta crisis agrícola traiga de la mano una oleada de migraciones de las zonas rurales a las zona urbanas. Por supuesto, es bien conocida la sobrepoblación de las mega-ciudades chinas, por lo que estos desplazamientos masivos deberán gestionarse de algún modo.  Este fenómeno, desde luego, no es nuevo, pues la población urbana ha pasado de ser 16% del total en 1.960 al 57% según las últimas estimaciones del Banco Mundial.

Para solventar esta fatídica situación de sobrepoblación, la República Popular se ha embarcado en varios proyectos que bien podrían superar a la ficción en la visión futuristas de las ciudades. Se plantea la construcción de 15 mega-metrópolis con emisión de CO2 cero  que incluyan sistemas de energía renovables de autoabastecimiento. Para llevar a cabo estos descomunales proyectos, China ha comenzado a invertir cuantiosas cantidades de dinero en I+D, pudiendo superar para 2.022 las inversiones de EEUU según las estimaciones de la OCDE.  Gran parte del desarrollo de la investigación está dedicado a la innovación en tecnología renovables, destinándose un total de 100.000 millones de dólares a las energías limpias. Actualmente, China cuenta con 5 de las 6 empresas de placas fotovoltaicas y módulos solares más importantes del mundo, posicionándose a la cabeza de los países que abanderan las tecnologías renovables. Todas estas estrategias, que cuentan con el apoyo de colectivos ecologistas, no son las únicas que está llevando a cabo la República Popular para enfrentar la crisis que se avecina.

Las estimaciones predicen que el presupuesto destinado a la i+D de China acabará por superar al de EEUU hacia 2019.

Las estimaciones predicen que el presupuesto destinado a la i+D de China acabará por superar al de EEUU hacia 2019.

Este artículo se muestra completo a suscriptores ¿Te gustan los artículos de nuestra revista y quieres leerlos completos? Entonces te animamos a sumarte a uno de nuestros planes y acceder así a contenido ampliado. ¡Mira abajo los planes de suscripción!

Autor Marta Jiménez Revuelta

Estudiante de Grado de Biología en la Universidad de Sevilla y de Grado en Antropología en la UNED.


¿Quieres leer más?

¿Te han gustado los artículos de nuestra revista y quieres verlos todos? Entonces te animamos a sumarte a uno de nuestros planes y acceder así a contenido ampliado. Desde tan sólo 4€ al año ya desbloquearás todo el contenido de la revista, por lo que, ¡únete a nuestra comunidad y disfruta de todo el material que te ofrecemos!

Nivel 1
primer año
0.95€
Plan APP
Accede a contenido extra digital en nuestra web.

Pago seguro

Nivel 2
al año
6€
Recoge tu revista
Acceso a contenido digital y reserva de revista.

Pago seguro

Nivel 3
al año
12€
Te enviamos la revista
Acceso a contenido digital y te enviamos la revista a tu domicilio.

Pago seguro

Si no te ha convencido, seguimos ofreciéndote entrar a ver más contenido gratuito en nuestro Blog o de nuestro Canal de Youtube.


« Artículo anterior
El beso del monstruo
Por David González Jara

Artículo siguiente »
Euglena y su temor por la luz azul
Por Ana Isabel Serrano Mendoza

Los artículos de la revista Hidden Nature en formato digital, cuentan con el ISSN 2531-0178. Si quieres participar con tus artículos de divulgación científica en nuestra revista, escríbenos a revista@hidden-nature.com