954 09 75 24    revista@hidden-nature.com

¿Por qué el sexo?

¿Por qué el sexo?

El sexo, etimológicamente, puede referirse al género (hombre o mujer), a una forma de reproducción (reproducción sexual) o a la actividad sexual placentera entre dos personas. Y, aunque a nosotros como especie humana nos parezca que la reproducción sexual es algo normal, explicar por qué existe el sexo es una de las mayores preguntas en el ámbito de la Biología que sigue sin una respuesta definitiva.

Aquellos seres vivos capaces de reproducirse sexualmente —como es el caso de los seres humanos y de la mayoría de organismos eucariotas— unen dos gametos para producir un zigoto que generará un individuo que combina la información genética de ambos progenitores. Sin embargo, en esta unión no se produce una simple suma de la cantidad de material genético de ambos individuos, ya que esto resultaría en un zigoto con el doble de cromosomas que sus progenitores. Al cabo de unas generaciones, esto sería inviable debido a la enorme cantidad de cromosomas que se acumularían y, de hecho, no ocurre así. Para solventar este problema, los seres vivos poseemos un mecanismo que nos permite mantener a los organismos venideros con la misma carga génica que sus generaciones anteriores: la meiosis. Mediante este mecanismo podemos generar gametos haploides (con un juego de cromosomas) que serán los encargados de combinarse con otro gameto haploide para dar finalmente un zigoto diploide viable.

Aunque explicar el surgimiento de la meiosis en la evolución merece una entrada completa, aquí veremos las teorías evolutivas que apoyan la persistencia de la reproducción sexual frente a la asexual. Esta cuestión es más compleja de lo que uno pueda pensar en principio, y es que el sexo presenta una gran cantidad de inconvenientes (así como ventajas) si lo comparamos con la reproducción asexual.

En primer lugar, hay que preguntarse por qué el sexo es tan exitoso evolutivamente si la reproducción asexual genera más descendencia y por tanto sería más ventajosa a lo largo del tiempo (figura 1).

Simulación del crecimiento de dos poblaciones, una sexual y otra asexual, con dos individuos en la generación cero. Se supone disponibilidad ilimitada de recursos e individuos inmortales a lo largo de las generaciones.

Simulación del crecimiento de dos poblaciones, una sexual y otra asexual, con dos individuos en la generación cero. Se supone disponibilidad ilimitada de recursos e individuos inmortales a lo largo de las generaciones.

Puedes leer el artículo completo con sólo ¡crear una cuenta!
o accede si ya tienes una.

Autor Pablo Macías

Extremeño, Biólogo graduado y dibujante aficionado. Desde siempre he sentido pasión por la naturaleza y en especial por las aves, lo que me impulsó a estudiar Biología. Actualmente continúo formándome en el máster de Ecología en la Universidad de Copenhague con el fin de comprender mejor el mundo que nos rodea. Mis prismáticos y un cuaderno de campo siempre me acompañan allá donde vaya.


Los artículos de la revista Hidden Nature en formato digital, cuentan con el ISSN 2531-0178. Si quieres participar con tus artículos de divulgación científica en nuestra revista, escríbenos a revista@hidden-nature.com